Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud

 

   

Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Portada Sexualidad Fertilidad Prohibir el aborto no reduce el número de interrupciones voluntarias del embarazo
Fertilidad
Prohibir el aborto no reduce el número de interrupciones voluntarias del embarazo
( 0 Votos )
12.05.16 - BORJA ROBERT

La OMS certifica que las tasas son similares independientemente de la ley y afirma que vetarlo fomenta prácticas peligrosas

 

Un estudio elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) durante los últimos 25 años concluye que prohibir o restringir severamente las interrupciones del embarazo no consigue reducir su incidencia. Las tasas de aborto en países con leyes restrictivas son iguales o mayores que las de donde está regulado con más flexibilidad. En promedio, estiman que una de cada cuatro gestaciones no llega a término.

«En los países desarrollados el descenso continuado de las tasas de aborto se debe sobre todo al aumento del uso de los anticonceptivos modernos, que ha proporcionado a las mujeres un mayor control sobre cuándo tener hijos y, además, sobre cuántos quiere tener», explicó la investigadora Gilda Sedgh, del Guttmacher Institute (EE UU), autora principal del trabajo. «En los países en vías de desarrollo, sin embargo, los servicios de planificación familiar no son capaces de lidiar con el creciente deseo de familias más pequeñas». Según los datos del informe, cuatro de cada cinco embarazos no deseados los sufren mujeres sin acceso a anticonceptivos modernos.

Según el estudio, que publica hoy la revista médica 'The Lancet', la tasa mundial de abortos ha descendido durante los últimos 25 años, impulsada por los países desarrollados. En estos, ha pasado de 46 casos por cada mil mujeres en edad de procrear a 27. Sin embargo, en los países en vías de desarrollo se ha mantenido básicamente igual, de 39 han pasado a 37. La OMS estima que cada año se producen unos 56 millones de abortos en todo el mundo. Cuando se miran las cifras de abortos en comparación con el número de embarazos, los países ricos pasaron del 39% de 1990 al 28% de 2014 y los países en desarrollo de un 22% a un 24%.

Entre las pruebas aportadas por los autores del trabajo para afirmar que las leyes restrictivas no reducen los abortos, citan el caso de Latinoamérica. Su tasa de gestaciones que no llegan a término es del 32%, un tercio del total y la más alta del mundo. Además, mientras que en los países con leyes permisivas se registran 34 casos por cada mil mujeres, este número sube a 37 en los países donde no está prohibido.

La demógrafa y experta en salud reproductiva Diana Greene Foster, de la Universidad de California, recalcó que la prohibición no parece tener ningún efecto para evitar los abortos, «sino que impulsa a las mujeres a buscar alternativas ilegales».