Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Portada Sexualidad Fertilidad Reino Unido legaliza la reproducción 'in vitro' con genes de tres progenitores por primera vez
Fertilidad
Reino Unido legaliza la reproducción 'in vitro' con genes de tres progenitores por primera vez
( 5 Votos )
04.02.15 - ÍÑIGO GURRUCHAGA

Las iglesias anglicana y católica consideran irresponsable autorizar esta técnica sin más pruebas de que sea segura

 

El Parlamento británico dio ayer el primer paso legislativo para la prevención de enfermedades mitocondriales mediante la la fusión del núcleo del óvulo de una mujer con mutaciones peligrosas y el citoplasma de otra sana. Tras la aprobación por la Cámara de los Comunes, se da por sentado que también la de los Lores dará su visto bueno a esta técnica y que la norma, pionera en el mundo, entrará en vigor. Las regulaciones debatidas y aprobadas ayer, por una mayoría de 382 votos a favor frente a 128 en contra, son el resultado de investigaciones y debates en los últimos cinco años que permitirían evitar trastornos graves, que en algunos casos pueden producir la muerte, y en otros daños de menos gravedad al cerebro, los músculos, riñones y corazón. Uno de cada 6.500 niños nacidos anualmente en Reino Unido desarrollan uno o varios desórdenes de este tipo.

Las mitocondrias son 'orgánulos' que se encuentran en el citoplasma, el líquido que rodea el núcleo de las células. En la fecundación, los núcleos del óvulo femenino y del espermatozoide masculino se fusionan, pero las mitocondrias masculinas muy raramente sobreviven. Aunque más del 99% del ADN de una persona está contenido en el núcleo, las mitocondrias heredadas de las madres aportan la energía a los tejidos y, cuando contienen mutaciones, pueden causar trastornos metabólicos.

En los últimos años se han desarrollado varios métodos para la prevención de estas enfermedades. El primero, que ya ha sido autorizado por el ente regulador británico para algunos tipos de enfermedad, consiste en el diagnóstico de los embriones antes de su implante en procesos de fertilización in vitro. El diagnóstico es incierto y solo tiene viabilidad en mujeres que tienen ADN mitocondrial mutado y normal. No sirve en el caso en el que todo ese ADN contiene mutaciones.

El segundo método, transferencia pronuclear, consiste en extraer los núcleos del embrión de los padres en el primer día de desarrollo y transferirlos al embrión de la donante o los donantes (puede ser el mismo padre) sin mitocondrias mutadas, del que se han extraído los núcleos. El nuevo embrión tiene entonces el ADN nuclear de los padres y mitocondria sana de la donante.

El tercer método es conocido como transferencia del huso acromático. Se extrae de huevos obtenidos en los ovarios de la madre con mitocondria que contiene mutaciones. El huso contiene ADN nuclear que puede ser apartado. Se aparta también el huso acromático del huevo donado por una mujer con ADN mitocondrial sano y el embrión resultante, fertilizado con el esperma del padre, puede ser transferido al útero de la madre.

Un panel científico de la Autoridad para la Fertilización y Embriología Humana (HFEA), creada en 1990 por el Parlamento británico cuando aprobó la primera ley sobre la materia, evaluó la seguridad y eficacia de los tres métodos. Anotó que el primero solo puede reducir riesgos y en casos específicos, y pidió más experimentos sobre los otros dos, hechos en la Universidad de Newcastle. Se han realizado en humanos sin encontrar consecuencias adversas y el panel recomendó también que cesaran los experimentos con animales, y especialmente con primates no humanos, si las conclusiones en estos casos no podían conducir a su homologación para los humanos. La HFEA ha pedido nuevos experimentos y su seguimiento.

Reparos

Algunos científicos han planteado objeciones a la aprobación de los métodos por la falta de certezas o por albergar dudas sobre las consecuencias de alterar «las sutiles interacciones» entre el ADN mitocondrial y el ADN nuclear, poniendo el acento en la necesidad de conocer los resultados cuando los nacidos por estos métodos alcanzan la madurez sexual. La HFEA ha llegado a la conclusión de que ese reparo, vinculado a una creencia de que podrían alterarse las pautas genéticas comunes conocidas como haplogrupos, no está basado en la evidencia. Si el riesgo de enfermedades mitocondriales creciese por estas transferencias, también habría aumentado en los matrimonios interraciales, por ejemplo, y no ha ocurrido.

El último reparo ha sido ético. Quienes se han opuesto a estos métodos afirman que es un paso peligroso y que señala un camino hacia los 'bebés de diseño' por parte de padres que buscarían aumentar la inteligencia o la belleza de los hijos. El argumento contrario es que se trata de métodos para curar enfermedades graves y evitar muertes. Grupos provida los han condenado, y las iglesias católica y anglicana consideran que sería irreponsable autorizar esta técnica sin más pruebas de que sea segura.

Finalmente, se han planteado cuestiones sobre dudas identitarias de los nacidos por esos métodos, que también han sido rechazadas. El voto de una mayoría muy amplia en la cámara legislativa del Parlamento británica zanjó ayer el debate ético y ahora la HFEA tendrá que seguir la pauta de las regulaciones aprobadas y conceder licencias, quizás a partir de 2016, a los centros que quieran ofrecer estos tratamientos.