Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud

 

   

Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Portada Sexualidad Fertilidad Menos luz y poco ruido para evitar el estrés a los prematuros
Fertilidad
Menos luz y poco ruido para evitar el estrés a los prematuros
( 1 Voto )
02.06.09 - J. P. P.
Menos luz y poco ruido para  evitar el estrés a los prematuros
MÁS CÓMODOS. Vicente Bosch, jefe de Neonatología, junto a las nuevas incubadoras. / MARTÍNEZ BUESO

Las 81 incubadoras del nuevo materno infantil permanecen vacías a la espera de que lleguen sus primeros ocupantes. Los bebés que vengan aquí, la mayoría de ellos prematuros, se beneficiarán de un ambiente mucho más tranquilo. En el edificio antiguo, la luz entra a raudales a través de las ventanas, lo que provoca estrés a los pequeños, acostumbrados a la oscuridad placentera del útero materno. Ese problema se ha solucionado en el nuevo pabellón con algo tan sencillo como persianas regulables. Además, las incubadoras serán cubiertas con mantas.

También se quiere evitar el ruido. Por eso, los nidos están distribuidos en boxes cerrados, que aislarán a los bebés de los sonidos de pasillos y puertas.

El nuevo hospital nace imbuido por un cambio en el modelo asistencial que lleva tiempo fraguándose. Una vez que la ciencia ha conseguido que las esperanzas de supervivencia de los prematuros sean muy altas, pasa a ser prioritario cuidar el bienestar de los pequeños para evitar complicaciones futuras. Por eso, se facilita lo máximo posible el contacto con la madre. Rozar su piel o escuchar su corazón favorece «el desarrollo neurológico del bebé», recuerda el jefe de servicio de Neonatología, Vicente Bosch.

Cada año nacen en La Arrixaca más de 8.000 niños. De ellos, unos 900 son prematuros. Antiguamente, muchos morían. Hoy, los médicos consiguen salvar incluso a algunos pequeños que nacen en las semanas 26 o 27. Hace aproximadamente un mes los médicos lograron sacar adelante a una niña de sólo 800 gramos que fue operada a corazón abierto por el cardiólogo Ramón Arcas. Junto con los avances tecnológicos y profesionales, que han permitido milagros de este tipo, La Arrixaca se ha embarcado en los últimos años en un programa de impulso de la lactancia materna. La estructura del nuevo hospital, donde la madre y el hijo tendrán más contacto, facilitará todavía más que el bebé pueda disfrutar de los beneficios de la leche materna.