Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud

 

   

Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Portada Mente Psiquiatría Investigadores identifican por primera vez una causa biológica para la depresión
Psiquiatría
Investigadores identifican por primera vez una causa biológica para la depresión
( 1 Voto )
16.07.15 - BORJA ROBERT

Un consorcio científico halla dos alteraciones genéticas que abren la puerta a explicar el origen de la predisposición a esta enfermedad

 

Un equipo internacional de científicos ha identificado, por primera vez, causas biológicas relacionadas con la depresión clínica. Han encontrado dos alteraciones genéticas que, aseguran, predisponen a las personas a sufrir esta enfermedad. Un descubrimiento que abre un nuevo camino en la comprensión de la tristeza patológica, un trastorno del que todavía se sabe poco pese a que lo sufren cientos de millones de personas en todo el mundo.

La depresión es una enfermedad compleja. Su incidencia varía mucho según países -en España afecta a una de cada veinte personas, pero en EE UU lo hace a más del doble-, según el sexo -dos veces más a mujeres que a hombres- y, sin embargo, no tiene medidores claros para diagnosticarla. ¿Cuánta tristeza se considera patológica? ¿Y cómo se mide? Dos médicos pueden discutir si un nivel u otro de colesterol es el peligroso, pero en la depresión apenas hay indicadores que se puedan cuantificar. Ni siquiera está claro que sea una única enfermedad, y muchos sospechan que son varias dolencias en las que se solapan síntomas y causas. Lo que sí existen son tratamientos antidepresivos -desde los fármacos a la terapia electroconvulsiva- y psicológicos -cognitivo conductual- con eficacia elevada. El trabajo de estos investigadores, amparado bajo el Consorcio Converge, ha identificado los dos primeros marcadores biológicos relacionados con este trastorno.

«De todas las dolencias humanas complejas, la depresión clínica puede que sea la que más difícil nos resulta comprender», asegura Patrick F. Sullivan en Nature, la revista científica que publica el trabajo. «Pese a décadas de investigación, tenemos pocas certezas sobre sus bases biológicas, en parte porque las pistas genéticas sobre sus causas han sido difíciles de encontrar». Aunque se sospechaba que las causas ambientales -circunstancias personales, una experiencia traumática, un duelo, las adicciones o una vida poco sana- no eran las únicas responsables de esta enfemedad, hasta ahora no habían aparecido otras. La búsqueda ya había supuesto estudiar los genomas de más de 9.000 personas sin resultado alguno.

Los investigadores de Converge decidieron restringir su búsqueda a un grupo homogéneo. Debido a la enorme diversidad de personas, causas y síntomas implicados en la depresión clínica, optaron por limitar opciones con la esperanza de encontrar una señal entre el ruido. Estudiaron el genoma de unas 5.300 mujeres chinas que han sufrido la enfermedad y recaído al menos una vez, y compararon los resultados con el de otras tantas libres de la dolencia. Identificaron dos alteraciones genéticas que se daban con mucha más frecuencia en el primer grupo que en el segundo, y creen que en ellas puede estar la predisposición a padecer tristeza patológica. Tanto la existencia como el número de tipos de depresión ha sido objeto de debate durante más de cien años.