Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Portada Mente Psiquiatría Nuevas tecnologías y calidad de vida
Psiquiatría
Nuevas tecnologías y calidad de vida
( 0 Votos )
20.06.09 - JULIA GARCÍA
Nuevas tecnologías y calidad de vida
<< 12    >>
 

En su documento Salud para todos en el siglo XXI, la Organización Mundial de la Salud establece como una de sus metas prioritarias el uso y acceso de las nuevas tecnologías (TIC) para mejorar nuestra calidad de vida. Ejemplo de ello es la proliferación de redes y portales en Internet cuyo objetivo es promover la comunicación y el ocio a través de servicios como foros temáticos, chats, etc. Pero lo que a nosotros nos interesa constatar en estos momentos es el impacto que las TIC están teniendo en el campo de la rehabilitación de las funciones cognitivas de las personas con deterioro cognitivo, ya sea por daño cerebral, envejecimiento, enfermedad de Alzheimer u otras demencias afines.

La primera aplicación proviene del campo de la informática. El desarrollo de esta disciplina ha permitido diseñar una amplia variedad de software o programas informáticos de tipo multimedia, los denominados Programas de Rehabilitación por ordenador, que sirven para estimular y ejercitar las distintas capacidades cognitivas potencialmente dañadas o deterioradas en el paciente: atención, memoria, funciones visoespaciales, orientación, funciones ejecutivas, o cálculo, entre otras. Se consigue así una potente herramienta cuyas bondades principales son: utilizar un formato de estimulación muy atractivo, como son objetos, laminas, fotografías, con elementos en movimiento si es necesario; presentar las instrucciones para realizar la tarea en un formato auditivo, a través de los altavoces, y visual, a través de un mensaje escrito en la pantalla; un uso fácil y accesible porque está adaptado, en la medida de lo posible, a los déficit o limitaciones del paciente -es el caso de la sustitución de las pantallas táctiles en vez del ratón para dar respuesta a las tareas de estimulación presentadas-; recibir información durante el entrenamiento sobre la calidad de su ejecución, por ejemplo, mediante mensajes auditivos del tipo: «lo estás haciendo muy bien», «inténtalo de nuevo», lo que motiva al paciente y evita que éste se sienta frustrado en sus respuestas; el terapeuta puede manipular estos programas sin necesidad de tener conocimientos de informática, y su tarea sólo consiste en prefijar qué módulos cognitivos desea que entrene el paciente, qué tipo de tareas del programa son útiles para ello, su nivel de dificultad, cuántas sesiones de rehabilitación son necesarias y la duración de cada una de ellas; y, finalmente, como el rendimiento del paciente es recogido y almacenado por el programa, es posible observar los progresos del paciente y adaptar la terapia a su evolución.

Desde que comenzó a desarrollarse esta modalidad de rehabilitación son muchos los programas de software elaborados.

Programas

Algunos de ellos, como es el caso del programa alemán RehaCom, requieren un panel con distintos mandos para la ejecución de tareas. Elaborados en España, y utilizando ya pantallas digitales, algunos de los más conocidos y utilizados a lo largo de la geografía nacional son los programas Gradior y Smartbrain. 'El primero de ellos, por ejemplo, no sólo lleva a cabo funciones de rehabilitación sino también de evaluación neuropsicológica, para lo que dispone de un gestor clínico que permite almacenar la historia clínica y el seguimiento de los tratamientos de rehabilitación de cada paciente.

Además, posee un generador de pruebas gracias al cual se pueden crear nuevas tareas o actividades adaptadas al tipo de déficit cognitivo que se quiere rehabilitar. Por su parte, Smartbrain, al igual que Gradior, permite al especialista realizar un seguimiento del paciente y elaborar un plan personalizado de estimulación y, si bien se implementa en diversas poblaciones con déficit cognitivos, es utilizado con mayor frecuencia en el caso de las demencias, muy especialmente en la enfermedad de Alzheimer.

Finalmente, y por nombrar algunas otras incursiones más localizadas en la geografía nacional, pero no por ello menos interesantes, la Fundación vizcaína Bizitzen ha elaborado un software editado en euskera y castellano con ejercicios de psicoestimulación dirigido a personas que están en la etapa inicial de una demencia; y el Plan Andaluz de Alzheimer, mediante el programa ERES, hace uso de programas computerizados de estimulación en enfermos de alzhéimer, ya sea en los centros de día como en el propio domicilio de los enfermos.