Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud

 

   

Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Portada Mente Psicología «Sobreprotegemos en lo físico y abandonamos en lo emocional»
Psicología
«Sobreprotegemos en lo físico y abandonamos en lo emocional»
( 0 Votos )
14.12.15 - LUCÍA PALACIOS

La escritora y divulgadora Elsa Punset presenta una nueva colección de cuentos infantiles, 'Los atrevidos', para entrenar la inteligencia emocional

 

En el siglo XXI por fin se ha empezado a dar importancia a las emociones, aunque queda un largo camino que recorrer. Y no es una cuestión baladí, pues «educar las emociones puede convertirse en la llave de libertad para las personas», sostiene Elsa Punset. Convencida de ello, ha presentado una colección de cuentos, 'Taller de emociones' (Ed. Penguin Random House), que ya cuenta con los dos primeros volúmenes. 'Los atrevidos dan el gran salto' y 'Los atrevidos en busca del tesoro', con los que pretende «poner en manos de las familias una herramienta que inspire, divierta y ayude a mejorar juntos».

La divulgadora cree que las emociones que más se deben trabajar «son las que todos compartimos, nuestro único lenguaje universal: el miedo, la alegría, la tristeza y la ira». «Y por encima de todas ellas», subraya, «el amor, que es una fuerza que nos motiva por encima de todo. Como decía Elizabeth Kubler Ross, tenemos que enseñar a nuestros hijos a elegir entre el amor y el miedo».

Punset cree que «la escuela se tiene que adaptar a lo que la ciencia ha descubierto en los últimos años acerca de la inteligencia, y a la revolución tecnológica en la que estamos sumidos, que está cambiando nuestra forma de vivir y de convivir». Por eso, agrega, «las escuelas tienen que aprender a educar al niño entero, no solo a una parte de la inteligencia de este niño. Las personas que trazan las políticas educativas tienen que poner a este niño completo, con su inteligencia, compuesta de razón y emoción, en el centro del sistema educativo». «Sobreprotegemos en lo físico, pero abandonamos en lo emocional», denuncia la escritora