Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud

 

   

Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Portada Mente Psicología La crisis se apodera de nuestro sueño
Psicología
La crisis se apodera de nuestro sueño
( 1 Voto )
16.03.12 - EFE

 

La crisis se apodera de nuestro sueño 

 

Los transtornos del sueño afectan a cerca del 40% de la población española en algún momento de su vida pero, en el actual contexto de crisis económica, los casos de insomnio se están multiplicando por la incertidumbre que genera el desempleo y la ansiedad para llegar a fin de mes.

En el Día Mundial del Sueño, los especialistas han advertido sobre esta situación y han coincidido en señalar que dormimos menos que nunca y en que no lo hacemos por las consecuencias de la crisis, a las que hay que sumar otras circunstancias que nos producen estrés, como el simple método de trabajo inherente a las grandes ciudades.

El insomnio se ha convertido en el principal enemigo del sueño porque es la alteración más prevalente y llega a afectar a un 20% de la población de manera crónica.

El tipo de insomnio más frecuente es el de inducción, que lo padecen sobre todo las mujeres: "Se pueden quedar dando vueltas en la cama horas y horas para iniciar el sueño", según ha explicado a Efe el director de la Unidad Multidisciplinar del Sueño, Nicolas González Mangado.

También hay otro tipo de insomnio, el que hace que personas que aparentemente se duermen con facilidad tengan durante la noche "despertares precoces y frecuentes: Una vez que se han dormido se despiertan muchas veces porque no puede dormir muchas horas".

Este tipo de insomnio está relacionado con el aumento del estrés laboral o circunstancial, según el doctor González, quien ha advertido de los riesgos de no dormir las horas recomendadas, que son entre siete y siete y media, cosa que hace muy poca gente, sobre todo en las ciudades.

"En Madrid - detalla el doctor- es muy difícil encontrar gente que duerma más de seis horas y media; son personas que están cortas de sueño y eso tiene consecuencias en la rentabilidad intelectual y está relacionado con enfermedades con un trasfondo endocrino, cardiovascular o neurológico".

Las personas que duermen poco tienen más tendencia a la obesidad, pero además al día siguiente están cansadas, tienen más somnolencia que el resto, y el riesgo de sufrir un accidente se multiplica por dos o tres, dependiendo de la circunstancia.

Por ello, si los días en vela se repiten, los especialistas recomiendan ir al médico de cabecera, que son los que "están acostumbrados a manejarse con estos problemas todos los días, son los que tienen más experiencia en esto".

El simple hecho de tomarse una pastilla "no es lo más recomendable, porque eso es pan para hoy y hambre para mañana", según este especialista, quien ha insistido en la necesidad de dirigirse al médico de cabecera, que es el que conoce el entorno laboral y familiar del paciente y el que valorará la situación, si debe recetarle un fármaco u orientarle con técnicas de psicoterapia.

Los casos más problemáticos de insomnio, que es por tanto el transtorno del sueño más difícil de manejar por sus componentes externos y emocionales, suelen derivar a los psiquiatras, que recomiendan al paciente, además del tratamiento, llevar un estilo saludable y evitar las comidas pesadas antes de acostarse y los estimulantes.

En estas recomendaciones también insisten los médicos de la Sociedad Española de Neurología, como Montserrat Pujol, quien ha hecho hincapié en otra patología relacionada con el sueño, que hace que se interrumpa la respiración durante al menos diez segundos mientras se duerme: la apnea del sueño.

Roncar y hacer apneas aumenta el riesgo de padecer una enfermedad vascular cerebral, según Pujol, y hay que estar atentos porque hasta un 90% de los pacientes con apnea del sueño no están diagnosticados.