Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud

 

   

Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Portada Mente Psicología Más sonrisas, menos lágrimas
Psicología
Más sonrisas, menos lágrimas
( 1 Voto )
10.11.08 - CARMEN PLANELLES
NUEVA VIDA. Una madre mira a su hijo recién nacido. / EFE
NUEVA VIDA. Una madre mira a su hijo recién nacido. / EFE

La depresión posparto, que afecta al 13% de las mujeres, podría prevenirse en un futuro a través de un pequeño test genético, según los resultados de una investigación que describe el comportamiento de los genes en este trastorno, llevada a cabo por un equipo multicéntrico de siete hospitales españoles.

La conclusión principal del estudio es que «la depresión posparto desde un punto de vista genético parece tener un mecanismo diferente al que actúa en otros tipos de depresión, debido a la interacción de dichos genes con los cambios hormonales que se producen en el posparto», explica Julio Sanjuan, profesor titular de Psiquiatría de la Universidad de Valencia y jefe de uno de los grupos de investigación de la red española de investigación en salud mental Cibersam.

Sanjuan, coordinador e investigador principal del proyecto y otros 24 especialistas son los autores del trabajo publicado el pasado día 1 de noviembre por el British Journal of Psychiatry. Se trata del primer estudio que busca los factores genéticos de la depresión posparto, dolencia que, sin embargo, si se ha estudiado ampliamente desde el punto de vista psicosocial.

Especialistas de los hospitales Clínico de Barcelona, Concepción de Madrid, Clínico de Valencia, Carlos Haya de Málaga, Pere Mata de Reus, Son Dureta de Palma de Mallorca y Parc Tauli de Sabadell, analizaron para este estudio el comportamiento de 1.804 mujeres españolas en el momento del parto, a las ocho semanas y a las 32 semanas de dar a luz.

Estas mujeres, con una media de edad de 31,7 años (entre 18 y 46), no presentaron antecedentes depresivos durante el embarazo, un 68% tenían trabajo, un 9% eran amas de casa o estudiantes, un 12% desempleadas y un 12% estaban en baja médica.

Un 32% tiene estudios primarios, un 41% secundarios y un 27% universitarios. Este trabajo desarrollado entre diciembre de 2003 y octubre de 2004, es el primero de una amplia investigación en curso de los mecanismos biológicos y sociales de la depresión posparto, para la que el Instituto de Salud Carlos III ha dado una amplia financiación.

Ni buenos, ni malos

Según la investigación, la diferencia desde el punto de vista genético entre una depresión normal y la que se produce en el puerperio estriba en que «las variaciones de algunos de los genes que regulan la serotonina (neurotransmisor responsable del estado emocional), que se ha asociado repetidamente al riesgo de padecer depresión, son variaciones protectoras para la depresión posparto».

Esto supone «un importante cambio de paradigma en los estudios de genética psiquiátrica», porque a partir de este estudio -subraya el investigador- «se sugiere que no hay genes buenos o malos para la depresión, sino que pueden facilitar el riesgo o ser elementos protectores dependiendo de las interacciones hormonales».

En la práctica -explica Sanjuan- «se abre, por primera vez, la vía a un diagnóstico precoz, desde el punto de vista genético, en el reconocimiento de las mujeres en riesgo de depresión después del parto».