Alopecia Areata: ¿relacionada con el estrés?

Salud RevistaCanal SaludCiencia y SaludiSalud

   

Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Portada Piel y estética Dermatología Alopecia Areata: ¿relacionada con el estrés?
Dermatología
Alopecia Areata: ¿relacionada con el estrés?
( 9 Votos )
22.02.10 - DR. MARTÍNEZ ESCRIBANO

 

Alopecia Areata: ¿relacionada con el estrés?

La alopecia areata consiste en la caída, relativamente rápida, del pelo de distintas zonas de nuestro organismo, formando placas o parches de alopecia, bien delimitadas, habitualmente únicas y redondeadas, aunque pueden ser múltiples y extensas, confluentes o no. Puede afectar al pelo del cuero cabelludo, de la zona de la barba, cejas, pestañas, axilas, pubis, etc., e incluso puede provocar la caída de todo el pelo del organismo (alopecia universal).

Se trata de un motivo frecuente de consulta para el dermatólogo, donde hay que realizar el diagnóstico diferencial con otras enfermedades, como las infecciones por hongos (tiñas) o la tricotilomanía (costumbre de arrancarse pelos continuamente), para evitar tratamientos erróneos y, en el mejor de los casos, sólo inútiles.

Un hecho curioso que ocurre en la alopecia areata es que inicialmente se respeta el pelo blanco en las personas que ya presentaban canas antes de la enfermedad. Sin embargo, si la enfermedad persiste, las canas también se caen. Por otra parte, cuando ya empieza a reaparecer el pelo, éste suele ser inicialmente blanco o más claro de lo normal, y posteriormente ya va adquiriendo su pigmentación normal.

La extensión o grado de afectación de la alopecia areata es probablemente el factor pronóstico más importante, de modo que en el caso de la alopecia total (caída del 100% del pelo del cuero cabelludo) o universal (caída del 100% del pelo del cuero cabelludo y del cuerpo) la posibilidad de curación completa es menor al 10%.

La alopecia areata se asocia con una mayor frecuencia de otras patologías, como alteraciones en las uñas (ocurren hasta en dos terceras partes de los casos de alopecia areata), con enfermedades autoinmunes (sobre todo, problemas de tiroides), dermatitis atópica (su incidencia es el doble que en la población general) o incluso con alteraciones psiquiátricas o psicológicas (como ansiedad o depresión). El estrés ha sido citado con frecuencia como una causa de alopecia areata, si bien cuando se han diseñado estudios clínicos controlados, éstos no siempre han ofrecido datos concluyentes. Aunque algunos trabajos han confirmado que acontecimientos estresantes de nuestra vida pueden preceder los episodios de alopecia areata, otros no han podido demostrar dicha correlación. Lo que parece claro es que el sistema nervioso está estrechamente vinculado con nuestra piel, y que la manera como reaccionamos ante situaciones estresantes (en el amplio sentido de la palabra) puede condicionar y modular la aparición de enfermedades cutáneas, entre ellas la alopecia areata. Esto ha sido demostrado incluso en modelos de alopecia areata en ratones de laboratorio donde se ha investigado el eje hipotálamo-hipofisario-suprarrenal y sus modificaciones en relación con situaciones de estrés mantenido.

Aunque existe un amplio abanico de tratamientos disponibles para la alopecia areata (corticoides intralesionales y tópicos, minoxidil tópico, PUVAterapia, bexaroteno…), dado que existen remisiones espontáneas en el 33%-50%  de los casos antes de un año desde el inicio de las lesiones, otra de las actitudes posibles es explicar al paciente su enfermedad y no realizar ningún tratamiento farmacológico. La psicoterapia y los métodos de control del estrés pueden ser también de utilidad en algunos casos.

El Dr. Martínez Escribano es dermatólogo del Hospital Virgen de la Arrixaca y de la Clínica Openderma

laverdad.es