Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud

 

   

Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Portada Pediatría Los pediatras piden incluir datos de riesgo medioambiental en la ficha de los niños
Pediatría
Los pediatras piden incluir datos de riesgo medioambiental en la ficha de los niños
30.11.17 - EFE

 


 

Los pediatras han reclamado que se incluya en la historia clínica de los niños información sobre el entorno en el que viven con el fin de evaluar los riesgos medioambientales a los que están expuestos y que están detrás del aumento de enfermedades como el asma o trastornos del desarrollo sexual.

En una rueda de prensa, la Asociación Española de Pediatría (AEP) ha presentado el nuevo Comité de Salud Medioambiental que pretende dotar a los profesionales sanitarios, maestros y familias de las herramientas necesarias para crear "ambientes saludables para los niños".

La presidenta de la AEP, María José Mellado, ha trasladado la preocupación de los pediatras por los crecientes problemas de contaminación medioambiental que inciden en la salud de los más pequeños en una proporción mayor que en el resto de la población.

Con ese motivo, los pediatras han apostado por incluir en la historia clínica de los menores datos sobre el entorno en el que viven los niños; si en su municipio hay contaminación del aire y del suelo, si están expuestos al humo del tabaco o cuánto tiempo pasan al aire libre y en contacto con la naturaleza.

Porque, según el doctor Juan Antonio Ortega, coordinador del Comité de Salud Medioambiental de la AEP, se estima que los niños españoles permanecen 20 horas diarias en espacios cerrados y pasan mil horas anuales conectados a una pantalla y este déficit de conexión con la naturaleza tiene efectos sobre la salud de los menores, ya que, entre otras cosas, disminuye su capacidad pulmonar.

Así, la AEP ha animado a fomentar el contacto con la naturaleza como forma de prevenir patologías como la adicción a las drogas y el alcohol, y mejora el control de enfermedades crónicas como diabetes, obesidad, o asma además de reducir los trastornos de conducta.

Han indicado, además, que con la contaminación y el cambio climático han aumentado las enfermedades respiratorias, pero también trastornos del desarrollo sexual, adelanto de la pubertad, problemas endocrinos y alteraciones cognitivas y del comportamiento.

En este sentido, Ortega ha subrayado que el asma y las patologías respiratorias han duplicado su prevalencia desde 1980 y el 10 por ciento de los niños padecen asma en la actualidad.

Los trastornos del espectro autista, el déficit de atención y la hiperactividad afectan a uno de cada 80 recién nacidos, el cáncer infantil y adolescente aumenta su incidencia entre un 1 y un 1,5 % al año y otras enfermedades como las alteraciones tiroideas, diabetes o anomalías en la pubertad y el desarrollo también siguen en aumento.

Todo ello, según Ortega, está muy relacionado con la salud medioambiental y se trata, tal y como señala la Organización Mundial de la Salud (OMS), de trastornos relacionados con el medioambiente.

Son, por ello, enfermedades que se podrían prevenir, "pero hay que hacerlo desde el principio de la vida".

En este sentido, Ortega ha apuntado que un céntimo de euro invertido en salud pediátrica tiene un retorno de varios millones de euros en la edad adulta.

Desde la AEP han demandado además la creación de unidades pediátricas de salud medioambiental en cada comunidad autónoma -en la actualidad sólo hay dos, en Murcia y Olot (Gerona)-, donde puedan estudiar la relación entre los factores medioambientales y las enfermedades.

Se estima que más de dos tercios de la población mundial infantil tiene su vida amenazada por riesgos medioambientales presentes en sus hogares o en los entornos donde viven y, en todo el mundo, más de 5 millones de niños de entre 0 y 15 años mueren cada año por enfermedades directamente relacionadas con su entorno, la mayoría de ellos en países en vías de desarrollo.