Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud

 

   

Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Portada Pediatría Vacunación
Pediatría
Vacunación
17.01.09 - M. J. G.
 

 

Los rotavirus son la causa más frecuente de gastroenteritis aguda infantil en niños menores de cinco años de todo el mundo, siendo causa del 15-35% de los casos de diarrea comunitaria y del 25-55% de los niños hospitalizados con diarrea. De hecho, cada año se producen más de 600.000 muertes por infección por rotavirus, lo que representa alrededor del 5% de las muertes en menores de 5 años.

Por otra parte, diversos estudios europeos señalan al rotavirus como responsable del 20 al 60% de los casos de gastroenteritis que requieren hospitalización, señala la doctora Mercedes de la Torre Espí, presidenta de la Sociedad Española de Urgencias Pediátricas (SEUP). Ante esta situación, los expertos consideran necesario establecer sistemas de vigilancia epidemiológica que permitan conocer los serotipos circulantes en los diferentes países y regiones antes y después de la vacunación frente al virus.

Prevención

Por ello, conscientes de esta necesidad y con el fin de establecer unas recomendaciones prácticas consensuadas de vacunación frente a rotavirus en España, así como resumir el estado de conocimiento actual sobre la enfermedad de rotavirus y su prevención mediante vacunación, la Asociación Española de Pediatría (AEP), la Sociedad Española de Urgencias Pediátricas (SEUP) y la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y de Atención Primaria han elaborado el Documento de Consenso Vacunación frente a Rotavirus.

Entre las recomendaciones que el Documento de Consenso sobre Vacunación frente a Rotavirus establece, el profesor Alfonso Delgado, presidente de la Asociación Española de Pediatría, destaca lo positivo de la vacunación universal frente a rotavirus:

La infección por rotavirus afecta a prácticamente la totalidad de los niños antes de los 5 años y no hay factores de riesgo conocidos que predigan cuál de ellos sufrirá una diarrea grave con deshidratación intensa. Además, no hay tratamiento específico y las medidas higiénicas no evitan la transmisión viral.

La vacunación es la única medida preventiva eficaz, y como no hay grupos de riesgo y la infección ocurre más frecuentemente en los primeros 24 meses de edad, se debe considerar la vacunación universal, comenzando lo antes posible en edad.

Asimismo, el Documento de Consenso estima que no se debe retrasar la vacuna más allá de los límites de edad en los que se ha estudiado, por lo que no hay que vacunar por encima de las 24 ó 26 semanas.