Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Otras especialidades
Un ensayo concluye que el vértigo se puede aliviar en la atención primaria
( 0 Votos )
29.01.19 - EFE

 

Un ensayo clínico realizado por investigadores del Instituto Universitario para la Investigación en Atención Primaria de Salud Jordi Gol (IDIAPJGol) ha demostrado que los profesionales de medicina de familia pueden tratar y aliviar los síntomas del vértigo con la maniobra de Epley.

La maniobra de Epley son ejercicios que se usan para tratar el vértigo posicional paroxístico benigno (BPPV, por sus siglas en inglés), con la ayuda de un médico o un fisioterapeuta, y una sola sesión de diez a quince minutos suele ser eficaz.

El médico aplica la maniobra moviendo al afectado la cabeza firmemente en diferentes posiciones, los residuos (canalíticos) de cristal de calcio que causan el vértigo se salen del conducto semicircular y pasan a una zona del oído interno donde ya no producen síntomas.

El vértigo es la causa más prevalente del mareo en la atención primaria y el 54 % de los pacientes que consultan por este síntoma padecen vértigo, según datos del IDIAPJGol.

Actualmente, los retrasos en el diagnóstico de esta patología pueden oscilar entre los cinco y los 70 meses, según los casos, con un coste añadido por exploraciones diagnósticas "innecesarias y la prescripción de medicación que resulta ineficaz y puede generar efectos adversos", ha considerado el médico de familia e investigador principal del estudio, José Luis Ballvé.

La causa principal del vértigo es un mal funcionamiento del oído interno que provoca que, según qué movimiento de la cabeza, el paciente experimente la sensación de que todo gira y se mueve a su alrededor.

Estos síntomas se pueden repetir durante semanas e incluso meses, y tienen un efecto negativo importante en la calidad de vida de las personas y en el funcionamiento normal de la vida diaria, ha indicado Ballvé, que es médico de familia del CAP Florida, de l'Hospitalet de Llobregat (Barcelona).

Para diagnosticar el vértigo, se usa la prueba Dix-Hallpike (PDH), que es también un test sencillo y rápido en el que el profesional coloca al paciente en determinadas posiciones para observar si se produce sintomatología y cuánto tiempo dura.

Si se observa sólo sensación de vértigo, se considera que el diagnóstico positivo es subjetivo, pero si aparece nistagmo (movimiento incontrolable e involuntario de los ojos), el diagnóstico positivo es objetivo.

El ensayo clínico se ha llevado a cabo en dos centros de atención primaria del Instituto Catalán de la Salud de l'Hospitalet de Llobregat y en el mismo han participado 134 pacientes de más de 18 años diagnosticados con vértigo postural benigno tras la realización de la maniobra de Dix Hallpike (PDH).

Ballvé ha considerado que "este estudio demuestra que los médicos de atención primaria con una breve formación pueden diagnosticar y tratar de forma efectiva, sin hacer pruebas costosas y sin fármacos, a los pacientes con vértigo posicional benigno que tengan una PDH positiva con nistagma".