Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud

 

   

Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Otras especialidades
Matesanz propone que los donantes vivos tengan una baja como las embarazadas
( 0 Votos )
24.03.17 - DANIEL ROLDÁN

El director de la ONT considera que esta «protección laboral» es necesaria para las 430 personas que ofrecen sus órganos cada año

Matesanz propone que los donantes vivos tengan una baja como las embarazadas

El director de la Organización Nacional de Trasplantes, Rafael Matesanz. :: alberto ferreras

Unas 430 personas al año deciden dar un gran paso: dar una parte de su cuerpo para salvar una vida. En su mayoría, son donantes renales, además de unos pocos hepáticos (30). Pero esta decisión altruista tiene, a veces, un alto precio que pagar. Así lo ha constatado la Asociación Española de Ayuda a Niños con Enfermedades Hepáticas y Trasplantados Hepáticos (HEPA), que ha recibido las quejas de padres que han tenido dificultades laborales por «querer salvar la vida de un hijo». Unos problemas que han llegado al despido en algunas ocasiones. Ahora, estas familias, apoyadas por el doctor Rafael Matesanz, director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), reclaman más protección laboral. ¿Cómo? Que los donantes vivos opten a una baja laboral similar a la que opta una embarazada. «La legislación laboral española no prevé su cobertura laboral», afirma HEPA, que denuncia que esta clase de donantes se enfrentan a la falta de un reconocimiento oficial de baja por incapacidad temporal.

Además, destaca las bondades de este tipo de donación. Por ejemplo, el hepático reduce la lista de espera entre un 30% y un 40%. En el renal, la situación es diferente. «Está bajando porque hay oferta de fallecidos, porque la lista de espera apenas llega a un año y porque no hay incentivos», añadió el doctor Matesanz, que ha defendido la necesidad de favorecer a los donantes vivos y que no se sientan perjudicados.

«Exigimos una modificación legal laboral que impida que un donante cobre menos o sea despedido del trabajo por no estar protegido por una baja laboral. Pedimos que estos donantes sean equiparados a una embarazada, situación a la que también se accede voluntariamente. De esta manera, el trabajador no vería afectada su nómina ni perdería su puesto de trabajo. Y la empresa no tendría que pagar los seguros sociales en el tiempo de baja ni la persona que sustituye al donante», señala HEPA en su petición, que ya ha obtenido cerca de 270.000 firmas.

«Es de justicia que, tras el acto de contribución social realizado por el donante vivo, se le proteja de manera que esta protección permita alcanzar un equilibrio», añade la petición. Matesanz, que defendió esta postura en la Comisión de Sanidad del Congreso, considera factible que los ministerios de Empleo y Hacienda acepten por el «escaso número» de personas a las que afecta.

Récord en médula

Además de apoyar esta idea, Matesanz también reiteró la necesidad de endurecer el acceso a los trasplantes en España de los inmigrantes para evitar el turismo de órganos. «Este es el principal problema para la sostenibilidad del sistema», recalcó. El responsable nacional de los trasplantes reclamó que se exija «dos o tres años» de residencia legal en España antes de acceder a la lista de espera.

Por otra parte, Matesanz vaticinó que España volverá a ser líder mundial en donación, que ha subido, hasta el 15 de marzo, un 10%, y los trasplantes, un 10,3%. Este año se cerrará con una media de entre 45 y 46 donantes por millón de personas. Además, se van a romper todos los pronósticos en cuanto a la donación de médula. El reto de Pablo Ráez de conseguir un millón de personas involucradas se va a lograr para 2020 o 2021. «Ya hemos superado la barrera de los 300.000 donantes. Tenemos una media de unos 200 diarios», comentó el máximo responsable de la ONT.