Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud

 

   

Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Otras especialidades
La pobreza representa un riesgo para la salud igual que la obesidad o el tabaco
( 0 Votos )
02.02.17 - J. LUIS ÁLVAREZ

Un estudio científico determina que las malas condiciones socioeconómicas pueden acortar en más de dos años la esperanza de vida

La pobreza representa un riesgo para la salud igual que la obesidad o el tabaco

Un indigente pide limosna a la puerta del Metro, en la madrileña plaza de Cibeles. :: Alberto Ferreras

La pobreza representa un riesgo para la salud al igual que la obesidad, las complicaciones coronarias, el tabaco o el consumo de alcohol. Así lo determina un estudio publicado en la revista médica 'The Lancet', financiado con fondos de la Comisión Europea, que tras comparar la esperanza de vida entre personas de diferentes estatus económicos llega a la conclusión de que la pobreza acorta la esperanza de vida en hasta 2,1 años.

Para llegar a estas conclusiones se analizaron los historiales de 1,7 millones de personas residentes en Reino Unido, Francia, Suiza, Portugal, Italia, Estados Unidos y Australia, que se sometieron a seguimiento durante 13 años. Los resultados se recogieron en 48 informes que sirven de base para concluir que el bajo nivel socioeconómico «es uno de los indicadores más fuertes de morbilidad y mortalidad prematura en todo el mundo».

Los autores del informe critican que las estrategias mundiales para fomentar la salud «no consideran factores socioeconómicos como riesgos modificables». En este punto destacan que el Plan de Acción Mundial de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la Prevención y el Control de las Enfermedades No Transmisibles recoge como principales riesgos para la salud la insuficiencia de la actividad física y el tabaquismo, a los que recientemente añadió la presión arterial.

Según el informe, la esperanza de vida de las personas de entre 40 y 85 años sometidas a estudio se recorta en 4,8 años para los fumadores, en 3,9 años entre los enfermos de diabetes, en 2,4 años por la inactividad física y en 2,1 entre las personas con bajo nivel socioeconómico. Esto sitúa a la pobreza por delante de afecciones como la hipertensión, que resta 1,6 años; la obesidad, que lo hace en 0,7 años; y el alto consumo de alcohol, que merma la esperanza de vida en 0,5 años.

De esta manera, los expertos advierten de que la incidencia del estatus económico en la salud de las personas «es comparable» con las amenazas que están incluidas en el catálogo de la OMS. El estudio reclama que «la adversidad socioeconómica debe incluirse como un factor de riesgo». Esto contribuiría a diseñar «estrategias de salud locales y globales», además de políticas de vigilancia del riesgo para la salud.

Aumentar la educación

Los autores del estudio que publica 'The Lancet' realizan una autocrítica al proponer un seguimiento de la incidencia de la pobreza en la salud, porque «este estudio tiene algunas limitaciones importantes». Y es que los factores de riesgo -hipertensión, actividad física, obesidad y diabetes- «están interconectados, lo que dificulta establecer su contribución independiente. Por ejemplo, un bajo nivel socioeconómico podría inducir cambios en uno o más factores de riesgo, pero los factores de riesgo para las enfermedades crónicas también podrían reducir la oferta de trabajo y los ingresos, disminuyendo así el estatus socioeconómico».

También reconocen los científicos que «el aumento de los niveles educativos podría contribuir al aumento de la esperanza de vida a través de múltiples vías, incluyendo una mejor posición laboral, mayores ingresos, menos tabaquismo, menor riesgo ocupacional, más actividad física, dieta más sana, mayor autocuidado y adherencia a tratamientos médicos».

«Las pobres circunstancias sociales y económicas parecen matar a la gente al mismo ritmo que los poderosos factores de riesgo como el consumo de tabaco, la obesidad y la hipertensión», reconoce la investigadora Silvia Stringhini, miembro del Hospital Universitario de Lausana (Suiza) y principal autora del estudio.