Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud

 

   

Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Otras especialidades
Un estudio médico demuestra que las alegrías también pueden partir el corazón
( 0 Votos )
04.03.16 - COLPISA / AFP
 

Los acontecimientos felices también pueden provocar una enfermedad cardíaca, el denominado síndrome del 'corazón partido', causado normalmente por un choque emocional intenso, como una ruptura amorosa o la muerte de un ser querido, según los investigadores.

Un estudio de la Sociedad Europea de Cardiología, publicado en 'The European Heart Journal', analizó los datos de 485 pacientes de varios países a los que se les diagnosticó el síndrome de 'corazón roto' (una cardiomiopatía de estrés) también llamada 'takotsubo' (TTS). Un síndrome que afecta sobre todo a las mujeres tras la menopausia. Los expertos constataron que en algunos casos el síndrome apareció tras un acontecimiento alegre, por lo que bautizaron a esta variante como 'corazón feliz'. Estos 485 casos fueron seleccionados entre 1.750 atribuidos al TTS. Para el resto de pacientes, el acontecimiento desencadenante del episodio cardiaco fue físico o físico y emocional combinado, o no identificado.

Según el trabajo, en 20 pacientes, un 4% del total, el síndrome fue desencadenado por un acontecimiento feliz, tal como una fiesta de cumpleaños, la boda de un hijo, la victoria del equipo favorito de fútbol o el nacimiento de un nieto. Pero la gran mayoría, 465 casos, el 96%, ocurrió tras un acontecimiento triste o estresante como la muerte de la pareja, de un hijo o un pariente, un accidente o conflictos personales.

Otro estudio presentado en las Sesiones Científicas Epidemiología-Estilo de Vida de 2016 de la Asociación Americana del Corazón demuestra que experimentar violencia física en la edad adulta puede elevar el riesgo de las mujeres de desarrollar enfermedad del corazón y de los vasos sanguíneos, informa Europa Press. En este estudio, realizado en México, los autores vieron que las mujeres que habían sufrido violencia física en la edad adulta tenían 1,5 veces más probabilidades de sufrir un estrechamiento de los principales vasos sanguíneos que llevan sangre al cerebro.