Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Portada Otras Geriatría Los mayores españoles también aspirana tener su propio 'programa Erasmus'
Geriatría
Los mayores españoles también aspirana tener su propio 'programa Erasmus'
( 1 Voto )
18.02.14 - RAQUEL SUÁREZ

Los planes de movilidad europeos son una propuesta para promocionar el envejecimiento activo

Los mayores españoles también aspiran
a tener su propio 'programa Erasmus'

Las personas de la tercera edad de Reino Unido, Europa Central y Escandinavia no tienen reparos a la hora de viajar a otros países; en la imagen, un grupo de mayores se dispone a coger un avión en el aeropuerto del Prat de Barcelona. :: MARTA BECERRA

«Una nueva generación de mayores comienza a asomar», como explica la psicóloga Anna Freixas, en su libro 'Tan frescas', dedicado a las nuevas mujeres mayores del siglo XXI. Aunque la autora se refiere especialmente al cambio que ha experimentado la mujer madura, respecto a sus predecesoras -«son las hijas del rock & roll y del feminismo, que hoy tienen sesenta, setenta y ochenta años»-, lo cierto es que las nuevas generaciones de personas mayores poco tienen que ver con las anteriores.

En los últimos años, se ha producido un cambio no solo cuantitativo -cada vez son más las personas mayores en España, lo que les da un mayor peso específico y poder, en el conjunto de la sociedad-, es que, además, son más participativas, exigentes e independientes.

Son muchas las personas que quieren mantenerse activas y romper moldes y, por otra parte, también son numerosos los que siguen siendo el soporte económico principal de sus familias: hijos y nietos, lo que les devuelve un papel fundamental en la sociedad actual.

Volviendo a Freixas «los estereotipos de la vieja modosita no le sirven». Desde luego, cada vez son menos los mayores dispuestos a cruzarse de brazos a esperar «el platito de sopas con ajo».

Nuevo modelo

A nuevas necesidades, nuevas soluciones, así es que los programas de envejecimiento activo buscan dar respuesta a un nuevo modelo de sociedad, con muchas personas de edad avanzada, ávidas de continuar aprendiendo, disfrutando y viviendo.

De esta forma, se buscan programas integradores que les permitan continuar enganchados a un mundo cada vez más globalizado.

No ha sido necesario indagar mucho para darse cuenta de que lo que necesitan son, fundamentalmente, dos cosas, las mismas que el resto de la sociedad: saber idiomas y aprender a manejarse con las nuevas tecnologías.

En este contexto ya ha empezado a consolidarse la idea de organizar programas de movilidad europea, dirigidos a mayores, que deseen mantenerse activos y tomar contacto con otras culturas.

Antes de llegar al «Erasmus para mayores» se han realizado ya algunas experiencias de características parecidas, como el proyecto de intercambio de voluntarios entre España e Irlanda, incluido en el programa Grundvigt, de la Comisión Europea, y que ofrece formación informal para mayores de cincuenta años.

Su objetivo es permitir que ciudadanos mayores puedan hacer voluntariado en otro país, como forma de aprendizaje, creando al tiempo una colaboración duradera entre dos organizaciones participantes, en torno a un tema determinado.

Ahora, las asociaciones de personas mayores de toda España han solicitado, en Madrid, poder beneficiarse de programas de movilidad europeos, similares al Erasmus para jóvenes.

Al parecer, la idea surgió en marzo de 2013, cuando el eurodiputado de UPyD, Francisco Sosa, propuso a la Comisión Europea un programa similar a 'Erasmus' pero para personas mayores que, en este caso, se llamaría programa 'Goethe', en honor al dramaturgo alemán.

El tema ha vuelto ahora a surgir, en un coloquio celebrado en el Parlamento Europeo que contó con la presencia del citado eurodiputado y de varias asociaciones de personas mayores.

Durante el debate, este colectivo pidió a la Unión Europea «acciones para interrelacionar a los mayores de los distintos Estados miembros», con el objetivo de «mantenerse activos» a pesar de estar jubilados.

Junto a esto, las organizaciones presentes en el coloquio propusieron otras actuaciones, como la formación en nuevas tecnologías a fin de «mejorar la autoestima» de aquellos que viven solos, permitiéndoles, por ejemplo, «estar en contacto con sus familiares y amigos o dar la voz de alarma en caso de necesidad».