Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud

 

   

Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Portada Otras Geriatría La OMS asegura en su nueva campaña: 'La buena salud añade vida a los años'
Geriatría
La OMS asegura en su nueva campaña: 'La buena salud añade vida a los años'
( 0 Votos )
17.04.12 - RAQUEL SUÁREZ

Una vejez plena y positiva depende de que se hayan mantenido buenos hábitos de vida en las etapas anteriores

La OMS asegura en su nueva campaña:
'La buena salud añade vida a los años'

La práctica de ejercicio físico es una de las principales medidas para asegurar un envejecimiento saludable. :: ALV

El mantenimiento de la salud durante el máximo tiempo posible en los años del envejecimiento es el reto lanzado en la celebración del 'Día Mundial de la Salud', que se celebró el pasado 7 de abril. El rápido incremento de personas ancianas en la mayor parte de los países, se ha convertido en una de las máximas preocupaciones de la Organización Mundial de la Salud, que ha advertido que en cinco años habrá en el planeta más mayores de 65 años que niños de cinco.

Por este motivo, la campaña de este año se ha dirigido a concienciar a la población sobre la importancia de conservar la salud, incorporando a nuestro día a día hábitos de vida beneficiosos, con el objetivo de poder disfrutar de una vejez más plena y positiva, y desempeñar un papel activo en el ámbito familiar y social.

Con el lema 'La buena salud añade vida a los años', se ha intentado transmitir a la sociedad que la velocidad del deterioro provocado por el envejecimiento está determinada, al menos en parte, por la conducta y comportamiento a lo largo de la vida. Envejecer bien depende de muchos factores, ya que la capacidad funcional del sistema biológico de un individuo aumenta durante los primeros años de vida, llega a su punto álgido al principio de la edad adulta y luego disminuye de forma natural. La OMS recuerda que para tener buena salud en la vejez es necesario haber gozado de buena salud en las etapas anteriores de la vida.

La alimentación, la actividad física que se haga y lo expuestos que estemos a riesgos para la salud, como el tabaquismo, el consumo nocivo de alcohol o la exposición a sustancias tóxicas, son algunos de los factores que dependen de nosotros y que influyen en nuestra calidad de vida presente y futura. Sin embargo, los especialistas consideran que estos preceptos no han calado aún con fuerza suficiente en la sociedad, como demuestra el hecho de que el 68 por ciento de la población española no cambia sus hábitos de vida para prevenir el colesterol, uno de los principales factores de riesgo cardiovascular que podemos modificar y que afecta al 40 por ciento de las personas adultas.

El colesterol aumenta con la edad, pero es posible actuar para influir en el mantenimiento de los niveles adecuados. Para controlarlo, es recomendable una dieta que incluya frutas y hortalizas, productos lácteos reductores del colesterol, cereales integrales, legumbres, pescado, aceite de oliva y frutos secos. También es saludable priorizar las cocciones a la plancha, al vapor o al horno, limitar la ingesta de alimentos con un alto contenido en grasas saturadas, volver a la dieta mediterránea y consumir productos lácteos reductores de esta sustancia.

Además de una alimentación sana y equilibrada, para compensar y reducir el colesterol, también es importante practicar ejercicio físico de forma regular, según indican los especialistas en nutrición y salud. Los geriatras coinciden en que lo más importante es que la sociedad deje de ver el envejecimiento como una enfermedad y lo entienda como un proceso normal para el que debemos prepararnos adecuadamente. Según diversos estudios solo un 35 por ciento del envejecimiento lo determina la parte genética mientras que el 65 por ciento restante está influido por los estilos de vida.

De ahí la importancia de promover políticas de prevención de la salud, a través de la formación e información y de que cada persona asuma su responsabilidad en el autocuidado, especialmente con dos medidas básicas: alimentación y actividad física. Del mismo modo, los expertos recuerdan que, si bien es cierto que con la edad aumenta el riesgo de sufrir determinadas enfermedades como hipertensión, cardiopatías, osteoporosis, enfermedades reumáticas y demencias, esto no quiere decir que no sean evitables y que se tomen como algo inherente al envejecimiento.

De hecho, hay importantes avances en el concepto y causas del envejecimiento, así como en la medicina del anciano, y si bien hay enfermedades que van a suceder inexorablemente, se puede disminuir el tiempo de padecerlas al posponer su aparición y sintomatología. En otros casos, hay nuevos productos farmacéuticos o procedimientos quirúrgicos para la curación.

Junto a una dieta adecuada, el ejercicio diario y la eliminación de hábitos tóxicos, los especialistas consideran que, para envejecer de forma saludable, es importante cuidar también las relaciones sociales, procurar evitar las situaciones de estrés, participar en actividades de grupo y conservar el sentido del humor y los valores.