Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Portada Otras Enfermedades infecciosas El ébola fuerza a buscar una vacuna
Enfermedades infecciosas
El ébola fuerza a buscar una vacuna
( 0 Votos )
29.12.14 - BORJA ROBERT

El compuesto, pese a que cumplió su propósito de proteger contra el virus, no desarrolla una respuesta inmunitaria permanente en el sujeto

Las pruebas en África, previas a los ensayos clínicos, muestran que es segura

El ébola fuerza a buscar una vacuna

Cultivos de laboratorio para la vacuna contra el ébola en la Universidad Thomas Jefferson, en Filadelfia.

Una misma medicación puede tener efectos distintos en poblaciones diferentes. Por eso es fundamental que las que se van a usar en África prueben su eficacia in situ. Ahora, por primera vez, se ha demostrado que un medicamento candidato a inmunizar a los humanos contra el ébola cumple con los requisitos mínimos para que se siga explorando su capacidad de hacerlo. Y lo ha logrado con ciudadanos africanos.

«Es el primer estudio que muestra una respuesta inmune y seguridad comparable a otras en la prueba experimental de una vacuna para el ébola en África», explicó la doctora Julie Ledgerwood, líder del trabajo. «Y es especialmente esperanzador porque la población con mayor riesgo de padecer ébola está en África y no sería la primera vez que la capacidad protectora de una vacuna es menor entre este grupo de población. Ya ha pasado con otras enfermedades».

Pero no todo son buenas noticias en el desarrollo de estas vacunas. Los ensayos clínicos de la candidata canadiense se han detenido porque algunos de los participantes afirmaron sufrir dolores en las articulaciones. Aunque según los doctores que las llevaban a cabo es una reacción normal a la respuesta inmune que provocan las vacunas -igual que la fiebre-, han decidido interrumpir temporalmente el experimento para cerciorarse de que no hay un motivo oculto. «Es un fenómeno bien documentado y no ha preocupado a los especialistas», explicaron desde el Hospital Universitario de Ginebra (Suiza), donde se realiza la prueba. «La interrupción temporal de un ensayo clínico es una medida de precaución habitual en estos casos».

Estos efectos adversos, explicaron, solo se dieron entre los pacientes que recibieron las dosis más altas de la vacuna. Los ensayos clínicos en fase 1, como éste y como el que se hizo en África, se llevan a cabo precisamente para determinar que la medicación que se inocula es segura y también para calcular las dosis adecuadas. Se hacen después de probar su eficacia en primates no humanos.

La vacuna que se puso a prueba en África cumplió su propósito -comprobar que no es tóxica- aunque no desarrolló una respuesta inmunitaria permanente. En un artículo publicado en la revista 'The New England Journal of Medicine', la doctora Ledgerwood y su equipo explicaron que, cuatro semanas después de las primeras inyecciones, la mitad de los pacientes habían desarrollado anticuerpos contra el ébola. Sin embargo, el efecto no fue duradero; once meses después habían desaparecido de la sangre. «Estos descubrimientos ya nos han servido para sentar las bases del desarrollo de una vacuna más potente a partir del virus del catarro común de los chimpancés», explicó la líder de la investigación. Esta segunda versión ya se está probando en Europa, Estados Unidos y varios países de África.

La gravedad de la epidemia del ébola y su propagación descontrolada durante meses han forzado a la comunidad científica a acelerar los procesos habituales de diseño, prueba y certificación de vacunas. Los resultados de este estudio, explicó un investigador británico, son una prueba de ello. «Este ensayo merece convertirse en un punto central sobre la cuestión general de cómo deben desarrollarse las vacunas, especialmente las destinadas a África», aseguró Saranya Sridhar, de la Universidad de Oxford (Reino Unido). «Con la perspectiva que tenemos ahora de la evolución que ha tenido la epidemia de ébola en 2014 debemos preguntarnos si no debería haber existido una vacuna en un punto más avanzado de desarrollo. La respuesta internacional a este brote es un ejemplo de lo rápido y directo que se puede llegar a avanzar y ha sentado el estándar sobre el que deberán juzgarse el resto de vacunas nuevas. Este estudio es el primer paso en el camino de la elaboración y entrega temprana de vacunas de filovirus en África y debe ayudarnos a sacudirnos las metafóricas telarañas que nos frenan».

A pesar de los avances, todavía es pronto para poner una fecha a cuándo estarán disponibles -si se consiguen- las primeras vacunas de ébola. Pero si la comunidad científica logra crear una, eficaz, barata y fácil de distribuir, puede hacer muchísimo más difícil que pueda surgir un nuevo brote. O evitar que, si ocurre, se propague tan lejos como el actual.