Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Portada Otras Enfermedades infecciosas Teresa Romero seguirá aislada
Enfermedades infecciosas
Teresa Romero seguirá aislada
( 0 Votos )
23.10.14 - BORJA ROBERT

La auxiliar está «supercabreada» porque el periodo de seguridad puede alargarse «más de un mes», dice su portavoz

Sus médicos esperarán a que desaparezca el virus de cualquier fluido antes de trasladarla

Teresa Romero seguirá aislada

Ha vencido la infección, pero todavía no puede ver a su familia y sus amigos. Teresa Romero deberá permanecer en aislamiento hasta que sus doctores lo digan. Aunque su carga viral en sangre ya es cero -eso dijeron cuatro análisis PCR consecutivos-, todavía es posible que el virus del ébola permanezca en otros fluidos de su cuerpo. Y solo cuando desaparezca de todas las pruebas se acabarán los trajes de protección individual del personal sanitario que la atiende, la habitación con presión negativa, los dobles guantes y la reclusión. En definitiva, se acabará la sexta planta. «Las últimas noticias que tengo es que puede que vaya para largo, puede que más de un mes», explicó Teresa Mesa, que ejerce de portavoz del matrimonio.

Romero recibió esta información ayer y, según Mesa, se la tomó con pesar. «Está supercabreada», aseguró, tras haber hablado con Javier Limón, el marido de la auxiliar de enfermería. Tras 17 días de ingreso hospitalario, aislada, esperaba que junto a la noticia de su curación llegase la de su traslado fuera de la sexta planta. «Se había hecho a la idea de que iba a salir», contó Mesa. De momento, el matrimonio solo ha podido comunicarse a través del teléfono.

«Aún no han podido verse», afirmó Mesa durante una entrevista telefónica. Mientras Romero siga en aislamiento su marido no podrá visitarla -«no puede entrar nadie en la habitación a excepción de los que la atienden», explicó-, pero la portavoz espera que en algún momento puedan verse, aunque sea a través de una pantalla.

«Una vez que todos los fluidos corporales analizados sean negativos se podrán retirar las medidas de protección», explicó el doctor José Ramón Arribas, jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del hospital Carlos III y parte del equipo médico que la trata. Fue él, precisamente, el responsable de transmitir la noticia de que Romero cumplía con los requisitos que establece la Organización Mundial de la Salud para considerar que está curada del ébola. Aun así, matizó ayer, permanecerá en aislamiento hasta que tengan «la seguridad de que no hay restos de virus en sus fluidos».

El ébola es una enfermedad infecciosa de alto riesgo -su tasa de mortalidad, en este brote, es superior al 50%-, por lo que los doctores de Romero han optado por extremar la prudencia. Antes de rebajar las medidas de seguridad, afirmó Arribas, deben «garantizar que ninguno de los fluidos corporales tiene restos de virus». Técnicamente, hasta entonces, la auxiliar de enfermería todavía podría ser contagiosa.

La salud de Romero sigue frágil pero mejora poco a poco, explicó ayer la portavoz de la familia. Sus pulmones aún tienen problemas y parte del día lo pasa con oxígeno suplementario. Su estado de ánimo, dijo, varía.

Bromas

A pesar de todo, según Teresa Mesa, la auxiliar de enfermería ya se incorpora e, incluso, bromea con el equipo sanitario que accede a su habitación. «Por favor, dadme agua, porque el ébola no me ha matado pero me vais a matar vosotros de sed», dijo, a modo de chanza, la paciente al personal que la atiende. Aun así, reconoció la portavoz, su estado depende del momento. «La enfermedad es grave, así que todo va por picos», explicó. «Lo que sí tiene es la voz fuerte».

«Creemos que ya ha pasado todo, ella es una luchadora», explicó Mesa en una entrevista en el programa de televisión 'La otra red'. Su opinión se suma a la de su equipo médico, que reconoció, minutos después de confirmar el final de la infección por ébola, que la paciente había presentado «una gran fortaleza física y mental».

Una vez pasen todas las dudas sobre el estado de salud de Teresa Romero, su marido ha decidido emprender «una lucha política y de justicia» contra el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez. «No nos damos por satisfechos», explicó Mesa, en referencia a la carta de disculpa que les remitió el político, en respuesta a otra de Javier Limón en la que le acusaba de faltar al respeto a su mujer y pedía su dimisión.

«Ha faltado a su honor, a su profesionalidad y a la imagen de Teresa», afirmó Mesa. «Nos valdría su dimisión, pero nos valdría más que el Gobierno lo expulsara directamente, que lo cesen, y a la ministra también, por supuesto».

Limón ya aseguró el pasado domingo, en un vídeo, que estaba dispuesto a emprender acciones legales. «Me dejaré hasta la última gota de sangre en defender su honorabilidad y su dignidad, y voy a demostrar ante los tribunales la gran chapuza que ha sido la gestión del ébola en España», dijo entonces.

Si no hay cambios en su estado, Limón podrá abandonar el hospital en algún momento a partir del próximo domingo.