Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud

 

   

Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Portada Oncología Mama La detección temprana permite curar el cáncer de mama en un 80%
Mama
La detección temprana permite curar el cáncer de mama en un 80%
( 0 Votos )
23.10.12 - R. SUÁREZ

Cada año se registran 20.000 nuevas afectadas en España, si bien la tasa de mortalidad ha bajado gracias a los programas de mamografías

Cada año se registran en España más de 20.000 casos de cáncer mama, un 10% de las mujeres desarrollará en el futuro un tumor de estas características y casi 12 supuestos de cada 100.000 acabarán trágicamente, según los datos difundidos el pasado viernes, con motivo de la celebración del 'Día Mundial del Cáncer de Mama'. Sin embargo, gracias a los programas de cribado implantados en las comunidades autónomas, la mayoría de pacientes son diagnosticadas precozmente con tumores de menos de 2 centímetros. En estos casos, la tasa de curación es superior al 80% y puede alcanzar hasta un 90 y 95%, mientras que cuando se detecta en situaciones mucho más avanzadas la tasa de curación es bastante más baja.

De hecho, y aunque mundialmente el cáncer de seno sigue siendo la primera causa de muerte en las mujeres, las cifras de mortalidad en Europa y Estados Unidos han disminuido y la razón son los programas de detección temprana

Por este motivo, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) insta a las mujeres y a las administraciones públicas a combatir de forma preventiva este mal, a través de la realización de mamografías. Además, llama la atención sobre la necesidad de que la mujer se implique de forma directa en el reconocimiento habitual de sus mamas para detectar cualquier cambio o alteración en el tamaño, forma o textura de la mama y acudir de forma inmediata al especialista médico.

Los síntomas del cáncer de mama pueden variar notablemente de una mujer a otra. Los más habituales que deben alertar sobre la posible presencia de un tumor son: la aparición de un bulto en la mama, el aumento del tamaño de los ganglios linfáticos en la axila, enrojecimiento o cambio de color de la piel del pecho, formación de depresiones o arrugas, alteración o secreción por el pezón, descamación y tracción del pezón hacia un lado o cambio de dirección.

Factores de riesgo

Según una encuesta realizada por la AECC a 1.318 pacientes que padecieron un tumor de mama y que ya lo han superado, una de cada cuatro mujeres reconoce haberse sentido sola, desinformada o desorientada en algún momento del tratamiento. Asimismo, el 66% de las encuestadas tenía menos de 50 años, un hecho que refleja que cada vez son más jóvenes las féminas que padecen este tipo de cáncer.

Aunque se conocen varios factores de riesgo del cáncer de mama, en la mayoría de las mujeres afectadas no es posible identificar factores de riesgo específicos. Por esta razón es importante que todas las mujeres los tengan presente para que su detección se pueda prevenir, en la medida de lo posible. Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, los antecedentes familiares de cáncer de mama multiplican el riesgo de contraerlo, dos o tres más.

Sin embargo, la OMS insiste en que los factores de riesgo más importantes del cáncer de mama son los reproductivos asociados a una exposición prolongada a estrógenos endógenos, una menarquia (primera menstruación) precoz, una menopausia tardía y una edad madura en el primer parto.

Le siguen a estos factores, las hormonas exógenas, por lo que las usuarias de anticonceptivos orales y de tratamientos de sustitución hormonal tienen más riesgo que las mujeres que no usan esos productos, si bien la lactancia materna tiene un efecto protector.

Avances clínicos

Científicos del Brigham & Women Hospital de Boston y la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, han descubierto que un simple análisis de sangre puede determinar si una mujer tiene riesgo de desarrollar cáncer de mama, incluso veinte años antes del desarrollo de la enfermedad.

El hallazgo se llevó a cabo después de que los investigadores se dieran cuenta de que las mujeres postmenopáusicas con altos niveles de ciertas hormonas tenían dos veces más riesgo de desarrollar la enfermedad. Lo sorprendente, según el estudio divulgado por la BBC, es que estos niveles hormonales pueden detectarse hasta veinte años antes de que surjan los síntomas.

Las mujeres que están en riesgo son las que tienen niveles altos de estradiol, una hormona sexual femenina, testosterona y una hormona secretada por las glándulas suprarenales, la dehidroepiandrosterona (DHEA).

La nueva prueba, según los investigadores, podrá usarse junto con otros factores de riesgo, como el historial familiar, para que estas mujeres tengan mejores probabilidades de recibir un diagnóstico y tratamiento adecuados para detectar la enfermedad en sus etapas más prematuras.