Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Portada Nutrición Diabetes «Hemos avanzado, pero no hay certeza de que habrá curación»
Diabetes
«Hemos avanzado, pero no hay certeza de que habrá curación»
( 0 Votos )
23.06.09 - J. P. P.
«Hemos avanzado, pero no hay certeza de que habrá curación»
José Antonio Vázquez./ V. VICENS

El doctor José Antonio Vázquez es toda una referencia en la lucha contra la diabetes en España. Endocrino del hospital bilbaíno de Cruces, coordina la Estrategia en Diabetes del Sistema Nacional de Salud. El experto abrió ayer el ciclo de conferencias de la Semana de la Diabetes que organiza Adirmu.

- ¿Cuáles son los últimos avances en la investigación contra la diabetes?

- Es un momento dulce, sin duda ninguna. La investigación está en plena ebullición. Hay adelantos que nos permiten pensar que podremos manejar mejor la enfermedad. Hay una nueva familia de drogas basadas en la incretina, una hormona que segrega el intestino después de comer y que estimula la secreción de insulina. Lo interesante es que este nuevo tipo de medicación no sólo conseguiría estimular a las células beta -las encargadas de producir insulina- sino que también serían capaces de regenerar, de crear esas células. Eso se ha visto en animales. Falta ver si funcionará en humanos. La medicación ya se está utilizando. [] En todo caso, los avances nos permiten pensar que podremos manejar mejor la enfermedad, pero eso no quiere decir que tengamos en este momento la certeza de que podremos crear células para generar insulina, de que habrá curación.

- Es usted prudente.

- La prudencia me la dan mis años y haber visto ya a muchos salvadores de la patria. No se puede imaginar cuántos. Llevamos veinte años hablando de que las células madre van a ser la solución. No digo que estemos igual que hace diez años. Se ha avanzado mucho, pero el paciente está ahora igual que entonces. No debemos crear falsas expectativas, aunque sí podemos estar ilusionados.

- Usted coordina la estrategia nacional contra la diabetes. Junto a la investigación, también la prevención es importante.

-Es fundamental la prevención en todos los niveles. Hay que trabajar para que desaparezcan los elementos que hacen que la diabetes aparezca (obesidad, sedentarismo, etc). Todo esto explica que ahora tengamos unos índices de diabetes como nunca antes. Pero también es importante la prevención secundaria. Es decir, que los pacientes que ya están diagnosticados de diabetes tengan un buen seguimiento y consigamos que tengan unas expectativas y calidad de vida similares a los de una persona que no tiene esta enfermedad.

- Pero el sedentarismo y la obesidad avanzan. ¿Están fracasando las políticas de prevención, estamos dando pasos hacia atrás?

- No exactamente. El sedentarismo está disminuyendo. La obesidad sí crece, pero no así el sobrepeso. Hay un sector de la población que empieza a preocuparse seriamente por tener un peso adecuado. Hay un grado de preocupación suficiente para que, en un tiempo, quizá cinco años o una década, veamos sus efectos. Será entonces cuando podamos comprobar los resultados de las campañas de prevención que se están haciendo ahora a todos los niveles.

- ¿Está creciendo la diabetes en niños y adolescentes?

- Hay algunas comunidades autónomas como la mía (País Vasco), en las que llevamos años fichando automáticamente a todos los niños que desarrollan diabetes entre los 0 y los 14 años. Y hemos observado una estabilidad. Una incidencia en torno a los 11 casos anuales por cada 100.000 personas, sin grandes variaciones entre un año y otro. Sin embargo, luego vemos otras cifras, como la de Castilla-La Mancha, donde esa incidencia se ha doblado. Esos datos están ahí y habrá que analizarlos. En mayores de 18 años, y según la Encuesta Nacional de Salud, hemos pasado de una prevalencia del 4,9% en el año 93 al 6,2% del año 2003.

- ¿Puede estar esto relacionado con que ahora se diagnostica más la enfermedad que hace unos años, cuando se tardaba más en detectar la diabetes?

- Es posible que tenga algo que ver. También con el hecho de que la población está envejeciendo. Pero esas dos cosas no explican por sí solas el incremento de la prevalencia de diabetes. Sí lo explica el hecho de que la población ha engordado considerablemente.