Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud

 

   

Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Portada Nutrición Alimentación y dietas Buscan mejorar la salud de los europeos con la dieta mediterránea
Alimentación y dietas
Buscan mejorar la salud de los europeos con la dieta mediterránea
( 0 Votos )
24.05.18 - EFE

 


 

El Comité Europeo de las Regiones (CdR) analizó hoy la importancia de extender la dieta mediterránea por toda Europa para frenar el avance de enfermedades no contagiosas como las cardiovasculares o la obesidad y de poner en valor los productos tradicionales frente a la globalización.

Según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), casi dos de cada tres europeos tendrán sobrepeso para 2030, un dato preocupante con el que dio comienzo la conferencia sobre la relevancia del aceite de oliva en una dieta sana y sostenible celebrada por el CdR hoy en el suroeste del Peloponeso griego.

La Comisión de Recursos Naturales del CdR reunió en Pilos a expertos y representantes políticos para tratar de atajar ese problema que se cierne sobre la salud de los europeos, especialmente sobre los más jóvenes, que en muchos casos no han aprendido a tiempo los beneficios de la dieta mediterránea o la han abandonado por otras formas de alimentación relacionadas con la globalización.

"Esto sirve para que nosotros, los elementos más cercanos al ciudadano, podamos influir en la Comisión y el Consejo europeos para que promuevan una dieta mediterránea, absolutamente certificada como fuente de salud", explicó a Efe Angel Luis Sánchez Muñoz, secretario general de Acción Exterior de Andalucía y miembro del CdR.

Meropi Kontoyanni, experta en nutrición clínica de la Federación Europea de Asociaciones de Dietistas, enfatizó que la región europea es la más afectada por enfermedades prevenibles no contagiosas relacionadas con la dieta.

El plan para acabar con esta tendencia consiste en crear un entorno saludable, favorecer que los alimentos nutritivos sean asequibles, aumentar la capacidad de los sistemas de salud para promover la dieta mediterránea y aprender a comer bien desde pequeños.

El CdR manifestó que, a pesar de que hace ya site años desde que la dieta mediterránea fue reconocida patrimonio inmaterial de la humanidad, llevarla a la práctica supone diversos retos aunque sus beneficios sean bien conocidos en sus países de origen.

El desconocimiento en las zonas no productoras, la falta de educación al respecto durante la infancia, un ritmo de vida acelerado, un nivel adquisitivo bajo o la falta de cooperación entre entes gubernamentales y sector alimenticio son algunos de esos retos.

El CdR también defendió que la Unión Europea tiene más motivos que los expertos en nutrición para promover la dieta mediterránea, pues el mayor consumo de vegetales y hortalizas permite reducir la huella de carbono.

Según Eleni Peppa, de la Fundación Helénica para la Salud, producir un solo litro de aceite de oliva reduce en diez kilogramos la producción de CO2.

Sin embargo, advirtió que, a pesar de que "los productos tradicionales son la plasmación de una cultura y estilo de vida, son beneficiosos para la biodiversidad y un medioambiente sostenible, hay una serie de productos en peligro de desaparecer".

Antiguamente en los países del Mediterráneo existían más de 140 variedades de albaricoques, pero la homogeneización de la producción agrícola ha provocado la desaparición de muchas de ellas.