Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud

 

   

Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Portada Nutrición Alimentación y dietas Preocupados por el aumento de peso infantil
Alimentación y dietas
Preocupados por el aumento de peso infantil
( 1 Voto )
18.04.09 - B. M.
Preocupados por el aumento de peso infantil
Javier Aranceta, coordinador de la estrategia NAOS. / LV
<< 12    >>
 

La conferencia organizada por la Fundación de Estudios Médicos, que dirige el doctor Francisco Guirado, versó sobre las estrategias para la prevención de la obesidad infantil, un problema creciente en nuestra sociedad. El ponente: Javier Aranceta, director de la Unidad de Nutrición Comunitaria de la Universidad de Navarra intervino con esta ponencia dentro del XVI Congreso Regional de Medicina de Familia y Comunitaria.

El presidente de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria y Coordinador del programa PERSEO (Estrategia NAOS del Ministerio de Sanidad) Javier Aranceta, definió la obesidad como una alteración de la composición corporal debida a que más del 20% de la misma está constituida por grasa.

Según el experto, existe evidencia de que la obesidad es la antesala de enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer, por lo que es importante tratarla a todas las edades, incluso antes del parto del niño, cuando en el vientre materno empieza a desarrollar sus preferencia en cuanto sabores.

Desde los años 80 hasta aquí se ha triplicado el número de obesos. Esta enfermedad crónica es más frecuente entre ciudadanos de economía modesta, que viven en el sur de la península -lo que incluye a Murcia- y tienen bajo nivel de instrucción. En la edad infantil prevalece en los varones, y en la adulta, en las mujeres.

Si nos referimos a los niños, factores relacionados con la obesidad son: un peso mayor de 3500 al nacer, que no hayan sido amamantados por la madre, que consuman bollería, refrescos y embutidos, no practiquen deporte habitualmente y vean más de tres horas diarias de televisión, con lo que tienen un gasto energético menor.

Tomando el percentil 97, algo mayor que el utilizado en Atención Primaria, explico Aranceta, uno de cada cinco chicos entre los seis y catorce años es a día de hoy obeso. Si sumamos los que tienen sobrepeso, concluimos que en un futuro próximo la sanidad deberá atender a una gran cantidad de ciudadanos aquejados de enfermedades cardiovasculares o de artrosis.

Podemos intervenir en este estado de cosas, afirmó el autor de más de veinte libros, disminuyendo la ingesta de grasas en los niños, aumentado el consumo de frutas y verduras y generándoles actividades lúdicas y deportivas que conlleven consumo de calorías. También dio mucha importancia a la lactancia materna, aunque reconociendo que la mujer lo tiene muy difícil en la sociedad actual.

Para el especialista en Salud Pública y Medicina Preventiva una estrategia integral eficaz ha de implicar a la Administración, el entorno social y comunitario, la familia y el medio escolar, siendo este último el eje de la intervención. Si observamos los comedores escolares, vemos que no forman parte del proyecto docente, afirmó con contundencia, son meramente cuestión de hostelería y hay que aprender a comer, tendrían que estar controlados por ley. El coordinador del grupo de trabajo de la estrategia Naos, definió el proyecto como la mejor intervención por parte de la Administración y que ha tenido efecto ya en ámbitos como la publicidad o la moda. Supone un importante consenso entre el mundo de la Sanidad y el de la Educación, destacó el experto.

El objetivo es demostrar a la sociedad, los políticos y la comunidad científica que la intervención en la población infantil mejora las prácticas de salud y previene la obesidad, garantizando un mejor futuro para los ciudadanos, que no deberían empezar a engordar hasta los cincuenta años.

Comer sano

El estudio Perseo, con el lema Come Sano y Muévete, ha contado con numerosos colegios del país, investigando a los niños, los padres, la dirección de los centros y los comedores. Se han hecho exploraciones antropométricas en los escolares, análisis de ingesta, signos físicos, hábitos de la familia. Buscando, no el folleto publicitario con el menú escolar que se entrega a los padres, sino la opinión de los niños y el personal del comedor -que ha de estar implicado- . Todo ello por parte de sanitarios entrenados.

El equipo Perseo en Murcia, que ha contado con el apoyo de las Consejerías de Sanidad y de Educación, además de con la Universidad de Murcia a través del equipo de la profesora María Antonia Murcia Tomás, ha incluido 1236 niños y más de 800 familias. Sus primeros datos provisionales se refieren a un 20% de las niñas y un 25% de los niños de la Región de Murcia, como obesos.

Según el estudio, los comedores escolares abusan del arroz y la pasta, para que no haya problemas con los niños que comen poco, y también de los productos precocinados, con gran contenido en grasa. Sin embargo, explicó el experto, el pescado bien cocinado o la fruta de calidad -una dieta equilibrada contempla cinco piezas al día-, es también del gusto de los escolares.

Las prioridades para en una vida saludable son para Javier Aranceta la variedad y el equilibrio en la dieta, la actividad física, un desayuno saludable y comer algo a media mañana y media tarde

El programa Perseo ha contemplado la realización, entre otras cosas, de un libro para profesorado que se puede descargar de Internet, protocolos para Atención Primaria, libros para que los niños desarrollen una visión crítica de la publicidad, visitas de los escolares a fruterías, talleres de recetas con vegetales, o recreos con gasto energético.

Javier Aranceta Bartrina, que es Doctor en Nutrición por la Universidad de Perugia (Italia), explicó que en este momento el Grupo de Trabajo de Epidemiología de la Estrategia NAOS del Ministerio de Sanidad trabaja en la evaluación de resultados.

El programa Perseo persigue que aprender a comer en los centros de enseñanza forme parte del currículo escolar de ciudadanos responsables, que estarán estudiando y comiendo fuera de casa hasta cerca de los cuarenta años, cuando terminen el último máster.