Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud

 

   

Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Portada Gripe A La vacuna de la gripe protege, y mucho, pero no blinda ante el virus
Noticias
La vacuna de la gripe protege, y mucho, pero no blinda ante el virus
15.01.17 - PILAR MANZANARES

Los expertos, que recalcan que no hay una incidencia especial de la enfermedad, destacan que este año la epidemia se ha adelantado

La vacuna de la gripe protege, y mucho, pero no blinda ante el virus

Una enfermera inyecta la vacuna de la gripe a una mujer en un centro médico. :: Valerio Merino

Hospitales colapsados, dos comunidades autónomas muy castigadas hasta ahora, Asturias y Castilla León, 53 defunciones notificadas entre los casos graves hospitalizados por gripe (el 53% en mujeres), de los que 44 fallecidos eran mayores de 65 años, y nueve pertenecían al grupo de 45-64 años. Además, el 90% presentaba factores de riesgo, y 17 de los casos habían ingresado en UCI. Entre los 48 casos susceptibles de vacunación antigripal, el 54% no habían sido vacunados. Estas cifras son las ofrecidas por el último informe semanal del Sistema de Vigilancia de la Gripe en España (relativo a la semana del 2 al 8 de enero), que señala una tasa global de incidencia que ha aumentado a 174,5 casos por cada 100.000 habitantes, y amenaza con seguir subiendo.

Aunque el panorama así pintado asuste, no hay que alarmarse. La gripe de este año no parece ser diferente a la de otros. Según el último informe de la Red de Vigilancia, la difusión de la epidemia de gripe tiene «un nivel de intensidad bajo y una evolución creciente». Por grupos de edad, se observa un incremento «significativo en las tasas de incidencia en los grupos de 15-64 años y mayores de 64, mientras que en el grupo de 0-4 años el aumento no es significativo, y en el de 5-14 años decrece».

La doctora Elisa Cordero, portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), afirma que realmente no existe una incidencia especialmente alta de gripe. «De hecho, en España, salvo en algunas comunidades como Asturias, el nivel de actividad de la gripe es medio-bajo, lo cual probablemente cambiará a lo largo de las próximas semanas», agrega.

El mayor problema, por el que cada año saltan las alarmas, es que la gripe es una enfermedad que afecta en muchas personas simultáneamente, en unos meses muy concretos, lo que hace que puntualmente se saturen los servicios de urgencia de los hospitales. «Pero yo creo que ahora mismo no hay ningún motivo por el que alarmarse», incide la experta destinada como experta en enfermedades infecciosas del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla).

Eso sí, el carácter diferencial de la gripe de este año es que se ha adelantado. «En los últimos años comenzábamos a detectarla a finales de diciembre y empezaba a aumentar su incidencia a finales de enero, y este año hemos alcanzado el umbral epidémico en diciembre. Ha sido más precoz», apunta Cordero.

Las alarmas de este tipo provocan que la gente acuda en masa a las urgencias de los hospitales. Lo que no es necesario, en términos generales. Y es que la gripe, tan escandalosa, es generalmente una enfermedad autolimitada y de curso benigno que no requiere de tratamiento antibiótico, porque «la mayoría de los afectados se recupera en una o dos semanas quedándose en casa para no contagiar a más gente». Ante la duda, el paciente puede acudir a su centro de salud, donde el médico de cabecera le indicará si los síntomas son normales o si debe medicarse, lo que ocurre en muy contadas ocasiones. «En pacientes con riesgo elevado de complicaciones relacionadas con la gripe es importante acudir al médico e iniciar tratamiento con antivíricos lo antes posible», añade la experta.

Cobertura vacunal efectiva

El presidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV), Amós García Rojas, tampoco cree que haya que hacer saltar las alarmas por la epidemia de gripe, aunque sí deberían preocupar los bajos niveles de vacunación entre las personas que están entre los grupos riesgo. «Para ellos la gripe no es unos años más peligrosa que otros. Para ellos la gripe siempre es preocupante y solo la vacuna puede ayudarles a mitigar los síntomas de una enfermedad que puede agravar dolencias e incluso provocar la muerte», afirma García Rojas.

Aunque aún no hay datos oficiales sobre la cobertura vacunal de este año, los registros de temporadas anteriores apuntan a que sigue siendo baja. «Lo ideal es que estén vacunados el 100% de los grupos de riesgo, sin embargo, en la campaña de vacunación 2015-2016 se alcanzó una cobertura en mayores de 65 años del 57%, muy lejos de la recomendada por la Organización Mundial de la Salud para este grupo, que es del 75%. Por eso es tan importante concienciar a la población a través de las campañas y los medios de comunicación», afirma la doctora Cordero.

Aún así, hay gente vacunada que enferma. Es por ello por lo que es importante proteger también a los pacientes con más riesgo de complicarse, vacunando incluso a las personas que puedan transmitirles la gripe, como son todos los que conviven con ellos, incluidos los niños, los profesionales sanitarios y los trabajadores de instituciones geriátricas.

Y es que la vacuna protege, y mucho, pero no blinda. Como la mayoría de las vacunas, la de la gripe puede ser efectiva en un porcentaje muy alto, entre un 70 y un 90%, aunque este cifra varía cada temporada. «El año pasado bajó a un 56%», señala Cordero. «Eso sí, si te vacunas tienes muchísimo menos riesgo de pasar la gripe y, si la pasas, los síntomas suelen ser más leves, con lo que disminuye el riesgo de complicaciones y de muerte», advierte.