Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud

 

   

Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Portada Gripe A La infección vírica puede producir graves complicaciones en los ancianos
Noticias
La infección vírica puede producir graves complicaciones en los ancianos
22.11.11 - RAQUEL SUÁREZ
La infección vírica puede producir graves complicaciones en los ancianos

Una anciana es vacunada contra la gripe en un ambulatorio. :: ALV

La gripe es una enfermedad preocupante, que puede tener graves complicaciones que pueden desembocar incluso en muerte, especialmente en el caso de personas con el sistema inmunológico deprimido. La Confederación Española de Organizaciones de Mayores (CEOMA) recuerda que las personas que tienen más probabilidades de sufrir estas complicaciones son las personas mayores, los enfermos crónicos y las embarazadas. En este sentido, recomienda la vacunación como mejor opción para prevenir la enfermedad, ya que la vacuna induce altos niveles de protección individual, además de limitar la circulación del virus en el entorno familiar, social y laboral. Igualmente, recuerda que tanto las autoridades sanitarias como las sociedades científicas reconocen la eficacia de la vacunación antigripal para la prevención de la gripe y sus complicaciones. La vacuna se debe administrar cada año, para mejorar la protección frente a las cepas que van a ser más frecuentes cada invierno.

Insisten en que la vacunación a personas mayores de 60 años es fundamental para evitar que surjan complicaciones que podrían empeorar su estado de salud. La vacunación también es fundamental en cualquier persona con alguna enfermedad crónica como diabetes, asma, obesidad, insuficiencia renal, enfermedades crónicas cardiovasculares, inmunosupresión y otras, ya que el contagio gripal podría propiciar que surgieran complicaciones que podrían agravar su estado de salud.

La vacunación también está indicada para aquellas personas que convivan o cuiden a personas mayores, enfermos crónicos o bebés menores de 6 meses, como es el caso del personal de guarderías, para evitar que les transmitan la enfermedad.