Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud

 

   

Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Portada Cardiología Circulación «Aún no conocemos todos los factores de riesgo cardiovascular»
Circulación
«Aún no conocemos todos los factores de riesgo cardiovascular»
( 2 Votos )
21.04.16 - JUAN LUIS VIVAS

Vicente Andrés García, investigador del CNIC, ofrece hoy en Molina una conferencia organizada por la Fundación de Estudios Médicos

«Aún no conocemos todos los factores de riesgo cardiovascular»

Vicente Andrés García.

El doctor Vicente Andrés García, director del Departamento de Investigación Básica del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), estará hoy en Molina de Segura, a las 20.00 horas en el colegio del Paseo Rosales, donde ofrecerá una conferencia organizada por la Fundación de Estudios Médicos de Molina (FEM). Sus investigaciones se centran en conocer las causas de las enfermedades cardiovasculares, lo que le ha valido el premio Dr. Leon Dumont 2010, y otros galardones, como los de la Sociedad Europea de Cardiología y la Fundación Pfizer.

-Atendiendo al título de la charla, ¿cuáles son los retos de la investigación y medicina cardiovascular?

-Las enfermedades cardiovasculares son consecuencia del desarrollo de la placa de ateroma, de la ateroesclerosis, como son el infarto de miocardio y el infarto cerebral, la causa principal de mortalidad y de discapacidad en los países desarrollados. Por tanto, los retos de la investigación cardiovascular son la prevención del accidente cardiovascular; es decir, frenar el desarrollo de la placa de ateroma, que sería la prevención primaria. Por otro lado, una vez se ha producido el accidente, se trataría de mitigar el efecto que tiene esta isquemia sobre el tejido afectado; en concreto, en esta prevención secundaria hay que evitar o retardar que pueda ocurrir de nuevo un accidente de este tipo. Hay que seguir investigando para mejorar el conocimiento de las bases moleculares y celulares y, además, potenciar la prevención

-La Organización Mundial de la Salud ha estimado que las enfermedades cardiovasculares serán en el año 2020 el principal problema sanitario y socioeconómico en todo el mundo. ¿Se debe al envejecimiento de la población o hay otros factores más determinantes?

-Efectivamente, uno de los factores es el envejecimiento. Se está convirtiendo en uno de los fenómenos sociales y demográficos más característicos. Y paradójicamente, aunque sabemos cada vez más acerca de otros factores de riesgo cardiovascular, no estamos actuando adecuadamente sobre algunos de ellos. Por ejemplo, el sedentarismo y dietas. Estamos abandonando progresivamente nuestros hábitos cardiosaludables, como la dieta mediterránea, para adquirir hábitos dietéticos menos sanos.

-¿Y la genética cómo influye?

-Es una enfermedad multifactorial y compleja en la que se produce una interacción entre factores genéticos y ambientales, que son los factores de riesgo modificable: hipertensión, hipercolesterolemia, sedentarismo... Es verdad que algunos de estos factores se pueden modificar, bien con cambios de hábitos de vida o con fármacos -como el colesterol o la tensión arterial-, pero también pueden tener un componente genético.

-¿Estos motivos también inciden que las enfermedades cardiovasculares estén aumentando en personas cada vez más jóvenes?

-Esencialmente son los mismos motivos. Se trata de adquisición de hábitos de vida menos sanos.

-Si no se controlan los factores de riesgo en la población, ¿habrá una mayor incidencia de accidentes cardiovasculares y, por tanto, se reducirá la esperanza de vida?

-Ciertamente, es una paradoja porque, por un lado, estamos diciendo que al envejecer hay más riesgo de enfermedad cardiovascular, pero también subrayamos que si no controlamos estos factores habrá una mayor incidencia de la enfermedad cardiovascular y ello puede repercutir negativamente en la esperanza de vida.

-¿Investigan para identificar nuevos factores implicados en las enfermedades cardiovasculares?

-Si, porque hemos identificado muchos factores de riesgo, como los que hemos mencionado, pero es cierto que ello solo nos permite predecir la enfermedad cardiovascular a nivel poblacional. Es decir, si en un país los factores de riesgo cardiovascular son más elevados que en otro, es muy probable que acertemos al decir que en determinado país hay más enfermedades cardiovasculares. Pero no quiere decir que un individuo que tiene los niveles de colesterol más altos y la tensión arterial elevada va a tener una enfermedad cardiovascular antes que otro individuo que tenga esos factores controlados; de hecho, hay pacientes que, con un perfil cardiovascular bajo, sufren la enfermedad y viceversa, es decir, pacientes con factores de riesgo alto no la sufren. Ello nos indica claramente que hay factores de riesgo cardiovascular que aún no conocemos y tenemos que identificar.

-¿Cuál es el aspecto más grave del síndrome de Hutchinson-Gilford progeria (HGPS), un raro trastorno genético?

-Quienes padecen esta enfermedad ultrarrara son muy pocos; se estima que en todo el mundo hay 350 o 400 pacientes. Es una enfermedad genética que produce un envejecimiento acelerado. Los niños que tienen esta enfermedad viven un promedio de trece años y medio, con un rango de entre ocho y veinte años. En concreto, se debe a un problema de índole cardiovascular, tienen ateroesclerosis acelerada y a estas edades tempranas surgen infartos de miocardio y cerebrales que son causa de muerte.