Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud

 

   

Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Portada Cardiología Cardiopatías La siesta perfecta debe durar 26 minutos
Cardiopatías
La siesta perfecta debe durar 26 minutos
( 0 Votos )
29.07.11 - F. APEZTEGUIA
 

Los especialistas aconsejan que, para un descanso óptimo, se duerma entre siete y ocho horas, preferentemente entre las once de la noche y las siete de la mañana. El descanso es mejor si se duerme girado, preferentemente sobre el lado derecho para proteger el corazón; pero no hay nada definitivo. La siesta, en el menú del reposo, se considera como el mejor complemento al sueño nocturno, además de un auténtico placer. Los médicos que atienden la patología del sueño la consideran una «necesidad biológica», por su contribución a la consecución de un mejor rendimiento en las actividades diarias. Muchos accidentes laborales se producen, de hecho, entre las 13.00 y las 16.00 horas por falta de sueño. Un informe de la Agencia Espacial Norteamericana (NASA) publicado en los últimos días destaca que la siesta es uno de los mejores remedios para la prevención de los riesgos cardiovasculares, la liberación de tensiones, el aumento de la capacidad de concentración y el refuerzo del estado de alerta. Sus investigadores sitúan el tiempo adecuado para una siesta modélica en 26 minutos. «Si uno se echa una siesta de dos horas lo que está haciendo es cubrir un ciclo de sueño. Entra en una dinámica que provoca que el sueño nocturno no sea completo y que, como consecuencia, al día siguiente esté cansado», corrobora el responsable de la Unidad de Sueño del hospital de Txagorritxu, en Vitoria, Joaquín Durán. Una evidencia más, también de reciente publicación: expertos alemanes han recomendado que se incorpore la siesta en las empresas como método para optimizar el rendimiento de los trabajadores. «Los empresarios listos saben de la importancia de una pausa reparadora en las empresas para mantener el rendimiento, la creatividad y la motivación del trabajador», declaró el presidente de la Federación Alemana de la Pequeña y Mediana Empresa, Mario Ohoven. Seguro que en vacaciones, en su justa dosis, tampoco viene mal.