Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud

 

   

Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Portada Cardiología Cardiopatías El 'prodigio' de potenciar la propia sabiduría del cuerpo
Cardiopatías
El 'prodigio' de potenciar la propia sabiduría del cuerpo
( 0 Votos )
27.02.11 - PAZ GÓMEZ

Los doctores murcianos están entre los pioneros en infiltrar plasma rico en proteínas; un método en boga tras aplicárselo a Nadal, Pujol o Messi

Ripoll y De Prado acuerdan con el precursor de los famosos factores de crecimiento cómo mejorar una técnica que utilizan desde 2002

El 'prodigio' de potenciar la propia sabiduría del cuerpo

Preparación del complejo. El doctor Jorca (de azul) introduce en una jeringuilla el preparado de plasma en presencia de Ripoll y una de las técnicas del equipo.:: e. botella / agm

¿Qué pócima milagrosa inyectan a deportistas de élite como el tenista Rafa Nadal o a jugadores del Barça como Messi, Pujol o recientemente al portero Valdés? En la famosa Masía del equipo catalán, donde se forja a sus números uno, no disponen de gurús con fórmulas desconocidas. La técnica reproduce el propio sistema humano de defensa y reparación cuando el cuerpo sufre una lesión, pero concentrado para magnificar su potencia natural. Es más: este método se aplica en la Región de Murcia desde hace una década.

El primer médico español que describió esta técnica fue el doctor Mikel Sánchez, de USP Clínica La Esperanza de Vitoria, que se ha convertido en una referencia nacional e internacional en la aplicación e investigación del plasma rico en proteínas, también denominado plasma rico en factores de crecimiento plaquetario (PRP). Los doctores murcianos Pedro Luis Ripoll y Mariano de Prado, jefes del servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica del Hospital USP San Carlos y del Ruber Internacional de Madrid, se pusieron en contacto con Sánchez para aprender el proceso y lo están aplicando a decenas de pacientes desde el año 2002.

En esa década los traumátologos Ripoll y De Prado han tratado a alrededor de cuatrocientos pacientes con este novedoso método, tanto a deportistas profesionales como a enfermos comunes.

El primero al que implantaron los factores de crecimiento en la Región fue a un exportero del Murcia, Manuel Robles, pero los tan mentados factores de crecimiento no sólo benefician a deportistas, sino que son aplicables a pacientes con diversas lesiones del aparato locomotor. ¿A cuáles? Mariano de Prado detalla que es «un potente antiinflamatorio que mejora la recuperación y cicatrización en casos de tendinitis, lesiones en cartílagos, roturas de tendones, meniscos, ligamentos... También sobrecargas musculares e incluso alivia, que no cura, los síntomas de la patología artrósica degenerativa (artrosis)».

El proceso del PRP, para el paciente, no requiere gran misterio. El equipo le extrae sangre (de 20 a 80 milímetros) como en cualquier analítica normal. Después esa sangre es tratada y centrifugada para poder separar la fracción más rica en plaquetas, que es la que contiene los factores de crecimiento. El servicio de Ripoll y De Prado, que trabaja para la aplicación de este método con el equipo del doctor Jeroni Jorca, médico de Hércules Club de Fútbol, somete a un complejo proceso de centrifugación esa sangre para separar el plasma enriquecido. Al paciente se le aplica el compuesto obtenido mediante una infiltración, que no requiere anestesia, y que se repite en tres ocasiones por espacio de una semana, aproximadamente.

Entre una sesión y otra, el infiltrado puede realizar su vida normal, e incluso potenciar la musculatura de la zona que se pretende recuperar. El paciente debe sentir alivio desde la primera infiltración.

Para simplicarlo, Ripoll precisa que «se trata de estimular el organismo para que realice los fenómenos reparativos que se desarrollan normalmente ante cualquier agresión, pero de una manera más rápida y eficaz. Cuando tienes una herida, tu organismo empieza a producir una serie de fenómenos reparativos destinados a curarla. Lo que hacemos nosotros es acelerar ese proceso de curación, aportando a la zona dañada una dosis extra de plasma rico en proteínas, los factores de crecimiento, que posee el mismo paciente»

Esta técnica no es un sustitutivo de la cirugía ni de las técnicas ortopédicas, pero sí un potenciador del proceso de cicatrización de las lesiones. Tampoco significa, como señalan ambos traumatólogos, que sea indicada en todos los afectados por problemas del aparato locomotor ni tras cada intervención quirúrgica.

Uno de los grandes bulos que corre más que la información clínica es la capacidad curativa de los PRP. «Es importante dejar claro que esta inflitración consiste en un proceso reparador, no regenerativo -advierte el doctor Ripoll-. En la medicina del futuro, con este instrumento y otros del arsenal biológico, podremos conseguir la regeneración tisular. Pero ahora no es posible y no hay que generar falsas expectativas».

Unificar el protocolo

Incluso destacan que existen muchos tipos de compuestos obtenido, y denominados, factores de crecimiento con diferente resultado. De ahí que el siguiente paso en la evolución de este método haya sido crear una asociación médica entre el equipo de Ripoll y De Prado y los doctores Mikel Sánchez y Alfonso del Corral, traumatólogo de la Ruber Internacional y ex jefe de los servicios médicos del Real Madrid.

Los objetivos de esta asociación son ampliar los estudios de investigación sobre los factores de crecimiento y delimitar el protocolo idóneo de manipulación de la sangre para la obtención del complejo a inflitrar porque en estos momentos hay diversas metodologías con diversos resultados en las concentraciones de plasma.