Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud

 

   

Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Portada Aparato respiratorio Tabaquismo La OMS propone prohibir el cigarrillo electrónico en bares y restaurantes
Tabaquismo
La OMS propone prohibir el cigarrillo electrónico en bares y restaurantes
( 0 Votos )
23.04.14 - FERMÍN APEZTEGUIA

La institución recuerda que el vapeo también provoca cáncer y pide a los gobiernos que dicten regulaciones idénticas a las de las leyes antitabaco

El cigarrillo electrónico no puede echar por tierra los logros alcanzados para la salud pública con la ley antitabaco. La Organización Mundial de la Salud está tan convencida de esta máxima que, en los próximos meses, planteará a los países miembros que legislen el vapeo con la misma dureza que con la que sancionaron en su día el consumo de tabaco, «regulando estrictamente la publicidad sobre el tema y conservando los espacios sin humo». La institución con sede en Ginebra recogerá ésta y otras recomendaciones en un documento de próxima publicación, que recuerda que esta nueva moda no solo es inútil como terapia para dejar de fumar sino que, además, también provoca cáncer.

El anuncio fue hecho ayer por el director del programa 'Tobacco Free Iniciative' ('Iniciativa Sin Tabaco') de la OMS, Armando Perrugra, que participó en la jornada 'Cigarrillos electrónicos: interrogantes abiertos', promovida por la Agencia de Salud Pública de la Generalitat de Catalunya. Dicha comunidad lidera en España, junto a la Valenciana, el cerco institucional al vapeador, al haber impulsado iniciativas que van más allá de los planes anunciados por la ministra de Sanidad, Ana Mato. El Gobierno central se ha propuesto prohibirlo en las escuelas, zonas infantiles, hospitales y transporte público. Cataluña equiparará las restricciones a las contempladas en la ley antitabaco; y el informe de la OMS, por lo conocido ayer, está trabajando en esa misma dirección.

El vapeo no es una actividad inocua. Aunque la evidencia científica aún es limitada, ya existen trabajos que demuestran que los cigarrillos electrónicos, más aún los que incluyen nicotina en su carga, contienen sustancias tóxicas y cancerígenas «iguales a las del tabaco», según alertó Armando Perruga. La lista de sustancias potencialmente cancerígenas halladas en los nuevos pitillos incluye nitrosaminas, formaldehído, acetaldehído, niquel y cromo, entre otros metales.

El cigarrillo electrónico presenta, además, el problema añadido de la imagen falsa con que se ha introducido en la población, al entenderse, ya para muchas personas, como un remedio útil para dejar de fumar, cosa que en realidad no es. «Su efectividad para lograr la deshabituación tabáquica, como remedio único, es baja», recalcó el líder de la institucion internacional. Especialistas consultados por 'La Verdad' han coincidido al señalar que hay usuarios a los que, al parecer, el cigarrillo electrónico les está permitiendo reducir el consumo de tabaco, pero eso, que aparenta ser una ventaja, en realidad no lo es, porque no les libra de las nefastas consecuencias ligadas a uno y otro hábito. «El mensaje sigue siendo el mismo. Lo mejor es no fumar», destacó Perruga.

Regulación más restrictiva

La OMS también pedirá que las futuras regulaciones eviten la promoción del cigarrillo electrónico y minimicen el riesgo de los usuarios con un mayor control sobre las sustancias que se inhalan. Además, se pedirá a los gobiernos que impidan que se asocie el 'e-cigar' con ventajas para la salud no demostradas.

La Generalitat sostiene, además, como se viene sospechando, que el vapeo, al igual que el tabaco, también es nocivo para los 'vapeadores pasivos', los que inhalan el vapor expedido por los usuarios de cigarrillos electrónicos. Este 'vaho de segunda mano' provoca en las personas que rodean a un vapeador «biomarcadores similares a los de los no fumadores que conviven con personas que fuman hasta siete cigarros de tabaco convencional», tal como adelantó el reconocido oncólogo Esteve Fernández, jefe de la Unidad de Control del Tabaco del Instituto Catalán de Oncología.

El anuncio generó el malestar de la Asociación Nacional del Cigarrillo Electrónico (ANCE), que negó este extremo basándose en «artículos en revistas científicas de Francia, Estados Unidos, Grecia y Alemania».

jóvenes de Estados Unidos se iniciaron en el hábito del vapeo sin haber fumado antes ningún tipo de cigarrillo, entre 2011 y 2012.