Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud

 

   

Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Portada Aparato respiratorio Tabaquismo Piden regular el cigarrillo electrónico igual que el tabaco
Tabaquismo
Piden regular el cigarrillo electrónico igual que el tabaco
( 0 Votos )
04.03.14 - EDURNE MARTÍNEZ

La nueva normativa europea deja en manos de los productores decidir si es un producto médico o un derivado del tabaco

A partir de ahora serán los propios productores de cigarrillos electrónicos quienes decidan entre comercializar este producto como un artículo médico o como un derivado del tabaco. Una nueva normativa europea, aprobada por el Parlamento de Estrasburgo la semana pasada, a la que los médicos de familia se oponen por considerar que debería regularse igual que el tabaco.

La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, que representa a más de 20.000 facultativos, se niega a que estos cigarrillos se equiparen a un producto sanitario para ayudar a dejar de fumar. Curiosamente, la Asociación Nacional del Cigarrillo Electrónico (ANCE), la patronal del sector, defiende lo mismo en España.

Si el productor decide comercializar su cigarrillo electrónico como un derivado del tabaco, se podrá vender en locales comerciales y farmacias, lo que puede suponer que algunos exfumadores vuelvan a caer en este vicio o que los jóvenes comiencen a fumar, según esta sociedad de médicos.

Europa deja en manos de los Estados miembros la decisión de los espacios en los que se prohíbe su consumo. Por el momento, solo Francia y Bélgica han prohibido su uso en bares, restaurantes y locales de ocio. El crecimiento de esta industria ha sido tan silencioso y rápido que no ha dado tiempo a una regulación firme hasta ahora. En 2009 solo había dos tiendas en España donde se pudieran conseguir y hoy hay 3.200, según la ANCE. La doctora Ana María Furió afirmó que es «bastante significativo» que la Asociación de Vapeadores esté contenta con esta normativa porque eso significa que Europa ha regulado «de acuerdo con lo que ellos querían».

La nueva directiva del tabaco prohíbe la publicidad transfronteriza, pero no se pronuncia sobre la promoción en España, por lo que los médicos de familia exigen la «prohibición total» de su publicidad y que no puedan ser consumidos en los espacios públicos cerrados, es decir, que se lleve a cabo la misma normativa que con el tabaco normal. Mientras esto sucede en Europa, el Congreso reguló su uso hace dos semanas y prohibió su consumo en edificios públicos, hospitales, centros educativos y transportes públicos, pero dio luz verde en los bares, restaurantes y locales de ocio, lo que ha provocado una gran controversia entre sus detractores.