Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud

 

   

Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Portada Aparato respiratorio Tabaquismo Los médicos de familia piden que se modifique la ley antitabaco
Tabaquismo
Los médicos de familia piden que se modifique la ley antitabaco
( 2 Votos )
30.05.09 - M. J. G.
Los médicos de familia piden que se modifique la ley antitabaco
HUMO. Una mujer sostiene un cigarrillo humeante. / ARCHIVO LV

El tabaquismo activo y el pasivo son, respectivamente, la primera y tercera causa de mortalidad evitable en los países desarrollados y se estima que en España mueren al año por tabaquismo activo cerca de 60.000 personas y por el pasivo más de 6.300 personas.

Según los datos de esta encuesta de semFYC, Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria un 92% piensa que respirar el humo del cigarro de otro es nocivo; un 87% opina que el tabaquismo pasivo causa cáncer de pulmón y el 80% que provoca infarto de miocardio.

Estos datos, sin embargo, vuelven a sorprender cuando se les pregunta a los fumadores, ya que un 25% afirma que el humo no produce infarto de miocardio y en el 56% de los hogares se sigue fumando.

Pese a que tres años después de aprobar la Ley del Tabaco la gente reconoce sus beneficios y parece que hay un convencimiento general sobre lo perjudicial del tabaquismo pasivo, los fumadores han intentado dejarlo menos veces este año. De hecho, un 11% menos de los fumadores se plantea abandonar este hábito. Del 27.6% de fumadores que se proponía dejar de fumar, según los datos de la encuesta de semFYC del año pasado, actualmente sólo un 16% de personas estarían preparadas para hacerlo en el próximo mes.

El 71% de la población considera que debería estar prohibido fumar en todos los espacios públicos, incluidos bares y restaurantes. Asimismo, la mayoría (81%) piensa que la ley ha sido un acierto para la salud de los españoles y un 68% cree que los espacios libres de humo pueden ayudar a dejar de fumar.

La encuesta fue realizada a 3.984 personas (1.168 fumadores), que han pasado durante los meses de abril y mayo por su centro de salud y que se ha presentado en el marco de la X Semana sin Humo de los días 25 al 31 de mayo, coincidiendo con el Día Mundial sin Tabaco (mañana 31 de mayo). En ella participan cerca de 2.500 centros de salud de toda España y más de 20.000 profesionales de Atención Primaria.

Para el doctor Xulio Castañal, miembro del Grupo de Abordaje al Tabaquismo (GAT) de semFYC y coordinador de la Semana, «el avance de la ley hacia la prohibición de fumar en todos los espacio públicos, tal y como llevamos tiempo pidiendo los profesionales, está refrendado por la mayoría de la población, pese a que la mitad de los fumadores, tal y como hemos visto en nuestra encuesta, se opone a modificar la ley. Por lo que no hay ninguna razón para que no se avance en este sentido. No nos podemos relajar, la ley lleva tres años y ha jugado un papel fundamental, pero quizás sus efectos se estén atenuando, ya que la prevalencia de fumadores ha pasado de un 25 a un 29%, aumentando además entre el sexo femenino». Otros resultados de la encuesta señalan que la edad media de inicio es a los 17 años, fumando una media de 14 cigarrillos/día, se fuma más durante el fin de semana y un 13% declara que consume el primer cigarrillo a los 5 minutos de levantarse.

Repercusiones

Todas estas cifras resultan muy contradictorias con los conocimientos que tiene la población en cuanto a las repercusiones del tabaquismo pasivo. Por lo que es muy importante seguir sensibilizando a la población, a través de este tipo de campañas como la Semana sin Humo. El humo del tabaco está clasificado como un carcinógeno tipo A, sustancias que producen cáncer en humanos y que cualquier nivel es ya dañino, afirma el doctor Castañal.

Aunque la Ley ha supuesto un cambio en la prevención y control del tabaquismo, la semFYC defiende una reforma de la norma para garantizar que todos los espacios de uso público estén totalmente libres de humo. Como indica el presidente de semFYC, el doctor Luis Aguilera, la hostelería es el punto débil de la Ley puesto que sólo regula los locales de 100 metros o más, que son sólo el 20% del total. Aunque gran parte de los locales regulados cumplen la ley, únicamente 40.000 de los 350.000 locales de hostelería son totalmente libres de humo o están compartimentados. En el resto, los trabajadores no pueden ejercer su derecho a no respirar humo de tabaco en su lugar de trabajo para preservar su salud.

Por eso en este momento es una prioridad la reforma de la ley. Una condición necesaria para proteger a la población frente a la exposición del aire contaminado por el humo del tabaco. Y una medida viable teniendo en cuenta que la legislación sobre espacios libres de humo no tiene efectos económicos negativos; que la población apoya esta legislación y que ya se ha llevado a cabo en otros lugares, por lo que también se puede hacer en nuestro país.

La semFYC también ha solicitado que se financien en todas las comunidades autónomas los tratamientos para dejar de fumar. Considera que el tabaquismo está claramente discriminado frente a otros factores de riesgo como la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia, la diabetes o el alcoholismo, para los que existen fármacos financiados y, sobre todo, si se tiene en cuenta que su tratamiento es cuatro veces más coste-efectivo que el de la hipertensión arterial y 13 veces más efectivo que el de la hipercolesterolemia.