Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud

 

   

Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Portada Aparato respiratorio Neumología La concentración de CO2 en la atmósfera bate un nuevo récord en 2016
Neumología
La concentración de CO2 en la atmósfera bate un nuevo récord en 2016
( 0 Votos )
31.10.17 - ÁLVARO SOTO

La Organización Meteorológica Mundial culpa de este aumento al crecimiento demográfico, al uso de energía de fuentes fósiles y al 'Niño'

 

madrid. El Acuerdo de París está siendo desbordado por la dura realidad. La concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera aumentó a una velocidad récord en 2016 y alcanzó el nivel más alto en los últimos 800.000 años, según el Boletín de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), perteneciente a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), sobre los gases de efecto invernadero. La entidad asegura que «los bruscos cambios observados en la atmósfera en los últimos 70 años no tienen precedente».

En 2016, la concentración media mundial de CO2 alcanzó las 403,3 partes por millón (cantidad de unidades de una determinada sustancia por cada millón de unidades del conjunto), frente a las 400,00 partes de 2015. La cifra representa un aumento de casi el 1% interanual, pero es un 145% superior a los niveles previos a la revolución industrial, en 1750.

El informe de la OMM, que se presenta en vísperas de las negociaciones de Bonn (entre el 6 y el 17 de noviembre), que servirán para concretar los Acuerdos de París, insiste en que las causas de este aumento en los últimos tres siglos tienen su origen en las actividades humanas. El crecimiento demográfico, unas prácticas agrícolas más intensivas, un mayor uso de la tierra y el aumento de la deforestación, la industrialización y el consiguiente uso de energía procedente de fuentes fósiles han contribuido a esta aceleración de los gases de efecto invernadero. Además, en el último año, «un potente episodio de 'El Niño'», un fenómeno climático que cada cuatro o cinco años aumenta las temperaturas del océano Pacífico y provoca inundaciones y sequías, ha contribuido también al incremento.

Las consecuencias de estos niveles tan altos de dióxido de carbono «podrían producir cambios sin precedentes en los sistemas climáticos y graves perturbaciones ecológicas y económicas», indicó la Organización Meteorológica Mundial. «Si no reducimos rápidamente las emisiones de CO2 y de otros gases de efecto invernadero, nos veremos abocados a un peligroso aumento de la temperatura hacia finales de este siglo, muy por encima de la meta fijada en el Acuerdo de París sobre el cambio climático», alertó el secretario general de la OMM, el finlandés Petteri Taalas. «Las generaciones futuras heredarán un planeta que resultará sumamente inhóspito con respecto a hoy en día», aseguró.

Dos grados es el límite que marcan los Acuerdos de París y los países firmantes se comprometen a intentar que el aumento no supere los 1,5 grados, pero el anuncio de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, de retirar a su país del tratado, ha sido un duro golpe para las esperanzas depositadas en el documento.