Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud

 

   

Todo sobre la Gripe A

Gripe A

Último vídeo de VIVIR

Portada Aparato respiratorio Alergología La medicina biorreguladora ayuda a combatir los síntomas de la alergia sin efectos secundarios
Alergología
La medicina biorreguladora ayuda a combatir los síntomas de la alergia sin efectos secundarios
( 2 Votos )
21.04.10 - Carlos Mateos
La medicina biorreguladora ayuda a combatir los síntomas de la alergia sin efectos secundarios

 

Uno de cada cuatro españoles es alérgico al polen de plantas, como gramíneas y olivos, cuya polinización suele comenzar a finales de abril, o cupresáceas (desde enero).  La medicina biorreguladora, un nuevo tipo de homeopatía de segunda generación, puede ayudar a evitar los síntomas, como rinitis y asma, sin los efectos secundarios de los tratamientos convencionales, destaca la doctora Ángela Carrasco, inmunóloga del Hospital Ramón y Cajal de Madrid y vicepresidenta de la Asociación para el Estudio de la Medicina Biorreguladora (Asembior).

“La causa de esta enfermedad funcional no es el polen en sí, sino la hiperreactividad del organismo ante su presencia, como si fuera un agresor. El sistema inmunitario al intentar protegernos produce anticuerpos (IgE) que a su vez provocan que unas células denominadas mastocitos liberen histamina, mediador químico responsable de los síntomas de la reacción alérgica, al torrente sanguíneo”, explica la doctora Carrasco. A su juicio, esta reacción puede evitarse con la medicina bioreguladora,: “Es un alternativa perfecta pues utiliza concentraciones de microdosis de principios vegetales y minerales, con evidencia científica demostrada, que consiguen aliviar y prevenir todos  los síntomas de las rinitis y congestión ocular”.

“Los medicamentos biorreguladores estabilizan el sistema inmunitario, a través de la respuestas  TH1 y TH2, y regulan la respuesta inflamatoria TH3,  a diferencia de los tratamientos convencionales como antihistamínicos y corticoides, evita efectos secundarios”, asegura esta inmunóloga. También “se pueden administrar con cualquiera de los medicamentos convencionales, incluso a niños y a mujeres embarazadas sin efectos secundarios”. En los niños las reacciones alérgicas también se manifiestan en trastornos del sueño, dificultades de concentración en el colegio, con ojos y nariz hinchados” añade. La Sociedad Española de Alergología Pediátrica calcula que entre 800.000 y 1 millón de niños son alérgicos.

Una de las primeras recomendaciones para los pacientes alérgicos es, según el doctor Jesús Agudo, presidente de Asembior y profesor de Medicina de la Universidad Autónoma, es eliminar las toxinas con un tratamiento biorregulador de detoxificación y drenaje que actúa en los tres órganos necesarios de eliminación: hígado, riñón y piel dispensado en farmacias. “Nuestro organismo está cargado de toxinas procedentes de la alimentación, los medicamentos y los contaminantes ambientales. Esa intoxicación permanente y acumulada facilita la aparición de numerosas enfermedades como el asma y las alergias”, asegura el doctor Agudo. Por ello, recomienda someterse al menos un par de veces al año a un tratamiento de detoxificación y drenaje supervisado por un médico o farmacéutico.

También se puede recurrir a medicamentos biorreguladores con diferentes presentaciones galénicas  (gotas, sprays) para evitar  síntomas, como rinitis (Luffa) y conjuntivitis (Oculoheel) sin causar efectos secundarios, destaca el doctor Agudo. Los tratamientos biorreguladores se encuentran registrados como medicamentos y, por tanto, son de dispensación exclusiva en farmacias.

Otros consejos para reducir la hipersensibilidad del sistema inmune ante el polen: evitar salir al exterior las horas de más concentración de polen, lavar con frecuencia manos, cara, fosas nasales y pelo; evitar los cambios bruscos de temperatura, el humo y reducir el estrés.  También se pueden tomar medidas de tipo dietético:
•    No abusar de lácteos. Contienen caseína y ácido araquidónico, que acidifica el medio interno (gastrointestinal) y favorece reacciones alérgicas
•    Disminuir el chocolate, fritos, carnes rojas, grasa hidrogenadas (como la margarina, el azúcar refinado y los alimentos preparados)
•    Aumentar el consumo de frutas y verduras especialmente cítricos, que tienen la cualidad de reducir la histamina
•    Consumir aceites ricos en omega-3 pescados azules y aceite de oliva virgen
•    Tomar cebollas, ajos y manzanas, que contienen quercitina, sustancia antihistamínica, al igual que arándanos, semillas de uva, y el vino tinto joven
•    Además, se recomiendan grosellas, coliflor, repollo, coles de Bruselas, frutos secos crudos tostados y brotes de alfalfa

El largo periodo de lluvias durante el invierno hace prever una concentración de pólenes este año del doble que el anterior a menos que siguiera lloviendo o se produjera un verano adelantado. Sin embargo, la primavera inestable, con días húmedos, favorece la proliferación de un hongo, la alternaría, que incrementa  la capacidad alergénica, advierte la doctora Carrasco. En las ciudades también  aumenta el riesgo debido a las partículas diesel de los coches que se adhieren a los pólenes y  potencia por tanto su capacidad alergénica.

Asembior es una asociación sin ánimo de lucro destinada a la divulgación y el estudio de la medicina biorreguladora, abierta a la participación de los profesionales de la salud. Más información en www.asembior.org.

Para más información:
Carlos Mateos.